«Nuestros mejores conciertos han sido junto a algunas Big Band»

22/12/2019

Disfrutar de la Navidad neoyorquina es un sueño que no todo el que vive fuera de la Gran Manzana ve cumplido en algún momento de su vida. Parte de su espíritu llega los próximos días 27 y 28 de diciembre al teatro Cuyás de la capital grancanaria, donde la prestigiosa formación New York Voices protagoniza dos conciertos junto a la Gran Canaria Big Band, que dirige Sebastián Gil.

«Nuestro repertorio navideño es una mezcla de villancicos europeos tradicionales y algunos del estilo The American Songbook. Mediante esto, incorporamos nuestro sonido característico de cuatro voces, aunque los estilos varían un poco. Desde el clásico hasta el swing, pasando por el brasileño y el pop. Nos gusta explorar muchos ritmos y estilos diferentes», avanza Darmon Meader, integrante de esta formación con Lauren Kinhan, Kim Nazarian y Peter Eldridge.

Sobre la doble cita en la isla, titulada Christmas Time, este cantante y cofundador del grupo apunta que en el repertorio convivirán «arreglos preexistentes que hemos tenido en nuestro libro durante algunos años con un material que nos estamos aprendiendo». «Cada nuevo escenario nos brinda la oportunidad de presentar la música con nuevos músicos. Cada banda tiene un sonido ligeramente diferente, una energía diferente y unos solistas distintos. Siempre esperamos ver y escuchar cómo evoluciona esto. Además, hacemos nuevos amigos, lo que siempre forma parte de la alegría de viajar y cantar alrededor del mundo. Y podremos probar comida nueva, que también es una de nuestras actividades favoritas», añade por internet.

Reconoce que para New York Voices, colaborar con big bands por todo el mundo supone un gran placer. «Hemos actuado con big bands en los Estados Unidos, Israel, Suecia, Alemania, Islandia, Rusia, Estonia y muchos otros lugares. Algunos de nuestros conciertos favoritos han sido con Big Band donde conocemos a músicos y compartimos el amor del idioma de las grandes bandas. También hemos escuchado cosas muy positivas acerca de Gran Canaria Big Band, por lo que estamos ansiosos por agregar esta banda a nuestro círculo de amigos de big bands», augura Darmon Meader.

Este proyecto conjunto arrancó hace seis meses, cuando la formación grancanaria les pidió colaborar en estos conciertos navideños. «Nosotros grabamos nuestro álbum Let it Snow en 2013, que incluye algunas canciones de Big Band. También hemos adaptado algunas piezas orquestales para que se ajusten a la instrumentación de Big Band, para así tener varias opciones. Presentaremos varias piezas que no son de repertorio navideño, para que la audiencia conozca nuestro repertorio usual», desvela.

New York Voices lleva 32 años sobre los escenarios y su cofundador, Darmon Meader, explica la receta que ha seguido esta formación nacida en 1987. «Todos tenemos un amor común por el sonido y la experiencia del grupo de jazz vocal, y la experiencia de colaboración. A eso hay que sumar que todos tenemos otras actividades musicales separadas del grupo que nos permiten tener un buen equilibrio. Actuamos como solistas, y todos enseñamos música en varios entornos. también tenemos varias colaboraciones con otras personas y grupos separados de New York Voices. Todas estas cosas nos permiten traer energía fresca al grupo», asegura el cantante y saxofonista norteamericano.

El tercer factor que, desde su punto de vista, mantiene vivo al grupo es que sus integrantes son «buenos amigos». «Básicamente, hemos crecido juntos, lo que significa que podemos lidiar con conflictos, diferentes agendas y grandes decisiones de vida sin destruir nuestra relación profesional. ¡Ha funcionado hasta ahora!», recalca.

El grupo transita por varios estilos, aunque Darmon Meader dice que donde más cómodo se siente es con un «jazz con un toque de swing».

«A menudo se nos compara con grupos como The Manhattan Transfer y Lambert Hendricks y Ross, ya que compartimos estilos similares. Las comparaciones tienen mucho sentido, pero creo que nuestro grupo tiene su propio sonido, fruto de varias cosas. Primero está el sonido específico de cada una de nuestras cuatro voces como solistas. El segundo es la combinación específica de nuestras cuatro voces, y como nos equilibramos y respondemos entre nosotros, y el tercero es nuestro enfoque específico de nuestros arreglos. Soy el organizador principal», apunta desde EE UU.