Márquez: «Se hizo mal y es un engaño a los ciudadanos»

25/04/2018

Juan Márquez define como «clara y rotunda» la sentencia que le da la razón y tumba el nombramiento de Tilman Kuttenkeuler como director general de la Fundación Auditorio Teatro de Las Palmas de Gran Canaria. Deja claro que si se convoca un nuevo concurso, él no se presentará como candidato.

Juan Márquez, cuando decidió impugnar en 2016 ante los tribunales el concurso público para la designación del nuevo director de la Fundación Auditorio Teatro de Las Palmas de Gran Canaria, afirmó que su objetivo era demostrar que las cosas se habían hecho mal, no desbancar en el cargo a Tilman Kuttenkeuler. Ahora, que la magistrada María Olimpia del Rosario Palenzuela, titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3, le ha dado la razón en una sentencia, el exgerente del Cuyás se ratifica y deja claro que si se convoca un nuevo concurso público no se presentará.

«La sentencia es clara y rotunda. Pone de manifiesto que el proceso estuvo viciado y que las cosas no se hicieron bien. Se hizo mal y es un engaño a los ciudadanos», dice, sin ambages, Juan Márquez.

La magistrada, tal y como informó ayer este periódico, considera que existió «ausencia de motivación» en la decisión adoptada por el Patronato de la Fundación Auditorio Teatro, ya que «no existen informes de valoración, ni transcripción de las entrevistas realizadas a los aspirantes, ni justificación o explicación de los motivos por los que se hizo prevalecer la oferta o candidatura de la persona finalmente elegida».

«Considero que lo normal sería subsanar los errores y valorar a los candidatos según los criterios que aparecían en las bases del concurso, que se entreviste a los que queden finalistas y que, según la suma, se designe a un ganador», opina el que fue gerente del teatro Cuyás hasta el pasado año.

Si se vuelve al punto de partida y él resulta ser el candidato con una mayor puntuación objetiva de los 16 candidatos, Márquez reconoce que «valoraría» la situación.

A lo que responde con un «no» rotundo es a presentarse si se convoca un nuevo concurso para la dirección general de la Fundación que rige los caminos del auditorio Alfredo Kraus y el teatro Pérez Galdós. «Entre el periodo de presentación de candidatos y la resolución del concurso pasaría casi todo este año. Tengo otras prioridades, porque si ganara, cinco años después, ya tendría casi 70 años», señala.

La sentencia, que fue notificada a las partes el pasado martes, día 24, apunta que la Fundación Auditorio Teatro cuenta con un plazo de quince días para presentar «un recurso de apelación» en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3, «que será resuelto por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias».

Juan Márquez hace una lectura muy clara sobre este camino que podría seguir la Fundación. «Si quieren recurrir, dan un muy mal mensaje a la ciudadanía. En vez de hacer las cosas bien y subsanar los errores cometidos durante la resolución del concurso, siguen con el mismo error. Y lo hacen utilizando el dinero público». Conviene recordar que la sentencia condena a la Fundación «al pago de las costas procesales».