Borrar
Directo El Parlamento, a favor de una tasa para acceder a espacios naturales protegidos
La periodista Begoña Gómez, autora de 'Las abandonadoras'. C7
Begoña Gómez: «'Las abadonadoras' no es una guía de apoyo para las madres imperfectas»

Begoña Gómez: «'Las abadonadoras' no es una guía de apoyo para las madres imperfectas»

La periodista presenta este jueves en la Biblioteca Insular su primer libro, que en la Feria de Londres fue un éxito en lengua española

Martha Lucía Suárez

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 7 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La periodista catalana Begoña Gómez debuta con su primer libro 'Las abandonadoras', que este jueves, a las 18.30 horas, presenta en la Biblioteca Insular de Gran Canaria.

Su aportación que publica la editorial Destino muestra la cara más oculta de la maternidad con inteligencia, humor y una gran dosis de empatía. Todo ello acompañado de un formato de texto de género híbrido, ágil e incluso con toques irónicos.

El título del libro, tras su publicación, fue recibido por algunas personas como una carga de reproches. Sin embargo, la periodista aclara: «Me parece que eso está más en la mente de quien lo entiende así. Creo que es potente y llama la atención. Siempre fue el título del libro y creo que no se entendería de otra manera. Me gustaba la idea de crear una especie de hermandad, para nada glorificada pero tampoco castigada de mujeres (reales y de ficción, conocidas y desconocidas) que tenían eso en común».

El origen e hilo conductor de su obra persigue que el lector «pueda entender a la primera que una mujer se separe de sus hijos por motivos catastróficos, como una guerra, o por falta de dinero. Pero, una vez subimos un par de peldaños en la escala de necesidades, la cuestión se vuelve moralmente más brumosa», añade.

Asimismo, para la periodista Begoña Gómez es fundamental que la audiencia comprenda el porqué de ese título, 'Las abandonadoras'. «Englobo dentro de ese término a mujeres que no se ocuparon en primer término de sus hijos, y que lo hicieron por motivos muy distintos. Porque al huir de matrimonios desdichados renunciaron también a sus hijos, porque fue la única manera de poder dedicarse a su obra creativa o porque se vieron empujadas a eso. Todavía no sé muy bien porque escribí sobre este tema, pero sí sé que me obsesionaba desde niña y que de alguna manera ya tenía el índice claro en mi cabeza desde antes incluso de pensar que escribiría este libro. Como comentaba antes, es un tema tan complejo, rico y ambiguo, que da para hablar de muchas cuestiones que me interesan: la culpa, la renuncia o el ejercicio de cierta maternidad performativa que vemos ahora en redes sociales», agrega.

Mucho por contar

«Hay mucho que decir y, obviamente, mucho miedo a no decirlo bien», declara Gómez al reflexionar sobre el tema que aborda su libro, que «es solo una pequeñísima aportación a un canon literario muy fecundo que no para de ampliarse, el de las autoras (sobre todo lo están haciendo mujeres) que exploran los rincones más turbios y menos visitados de la maternidad. Hay quien cree que se publican demasiados libros sobre madres. No comparto esa opinión y me encanta cuando aparece un libro que aborda un ángulo poco iluminado hasta entonces, y lo hace con una propuesta literariamente estimulante. Estoy pensando en títulos recientes como 'La hija única', de Guadalupe Nettel o 'La historia de los vertebrados', de Mar García Puig», puntualiza.

«El libro no es necesariamente una guía de apoyo para las madres imperfectas. Creo que ya existen muchos libros así, digamos más enfocados a un usuario, y también creo que toda persona con hijos va a ser un padre o madre imperfectos. Sí que es una exploración del complejísimo rol de la madre en la actualidad y en distintos momentos del pasado, y una constatación de que encarnar ese ideal, la madre, nunca fue fácil», apunta.

Confiesa que este libro, en el que la periodista acerca este fenómeno a los lectores con una mezcla bien trabada de reflexiones propias, es resultado de una inquietud personal, «casi una obsesión», por las 'madres abandonadoras'.

El proceso de búsqueda de historias de mujeres reales fue más sencillo para Begoña Gómez debido a su profesión: «Los fui buscando a través de personas conocidas. Los periodistas estamos acostumbrados a ser muy pesados con nuestro entorno buscando siempre perfiles que se ajusten a nuestros reportajes. Este caso fue, de hecho, mucho más fácil que otro tipo de testimonios que busco para mis reportajes porque hay muchísimas mujeres que viven en Europa ocupándose de niños y ancianos que han dejado a sus hijos en sus países de origen. En muchos casos, son historias trágicas que no por ser muy comunes dejan de serlo».

Encasillar en un género el libro 'Las abandonadoras' a priori puede ser complejo, no obstante, para la autora «el libro puede definirse como un ensayo memoralístico, de manera que todo lo que es ensayo es real y lo que es memoria depende de hasta qué punto me esté contando yo verdades».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios