Imagen tomada durante el rodaje de la película canario-gallega 'Eles transporta a morte', de Samuel M. Delgado y Helena Girón. / C7

El Festival de San Sebastián reconoce el filme del canario Samuel M. Delgado

La película 'Ellos transportan la muerte', codirigida por la gallega Helena Girón, también cosechó premio en la Mostra de Venecia

L.R.G. Las Palmas de Gran Canaria.

El cineasta tinerfeño Samuel M. Delgado está de enhorabuena. En el mismo mes su última película, 'Eles transportan a morte' ('Ellos transportan la muerte'), realizada mano a mano con la directora gallega Helena Girón, ha cosechado sendos reconocimientos en dos de los más importantes festivales internacionales. El primero en la 36ª Mostra de Venecia, donde obtuvo el Premio a la Mejor Aportación Técnica en la, y el segundo en España, logrando una Mención Especial del Jurado de Zabaltegi-Tabakalera en la 69ª edición del Festival de San Sebastián. «No nos lo esperábamos. Es una sección donde competían películas que han estado en la sección oficial de Berlín y en Cannes. Recibir dos premios de dos festivales tan importantes en una semana es un espaldarazo para nuestra película», reconocía ayer Samuel M. Delgado en conversación telefónica.

El Jurado compuesto por Sergio Oksman, Miriam Heard y Elena López Riera reconoce el filme «por la manera en que explota las posibilidades de la materia fílmica para embarcarnos en un relato que pone en cuestión la historia de la conquista de América».

«Nosotros trabajamos con un planteamiento narrativo claro. Jugamos con el imaginario de las películas de aventuras. Tres marineros cuando llegan a Canarias huyen con el objetivo de crear una embarcación para volver a su tierra. Y al mismo tiempo, una mujer intenta salvar la vida de su hermana. Es una relación dialéctica entre el Viejo y el Nuevo Mundo, relatos de conquista, de caza de brujas...», explica el cineasta.

La producción, que costó medio millón de euros, se rodó entre el archipiélago y Galicia en un «reparto salomónico»

Delgado reconoce que no se trata de un filme comercial al uso. «En estas dos proyecciones», en referencia a Venecia y San Sebastián, «ha sido muy interesante quitarnos el miedo a que estaba dirigida a un tipo específico de público. Son espectadores de todo tipo y la película es más accesible que lo que pensábamos. No nos gusta infantilizar al espectador o tratarlo como a un estúpido como a veces ciertos tipo de cine y producciones televisivas hacen», confiesa.

Para el equipo de 'Eles transportan a morte' estos premios son «un éxito» porque no tienen detrás el respaldo «de grandes televisiones o plataformas internacionales como Netflix o HBO». En ese sentido, recuerda, la «batalla» con estas grandes producciones es «muy, muy desigual». Sin embargo han demostrado «que se puede hacer cine desde fuera de los centros de poder», afirma. La falta de recursos, añade, «es casi como un aliciente. Los limites nos ayudan a crear formas de resolver las situaciones más imaginativas que si tuviéramos todos medios. Nunca hemos tenido barra libre de medios y el cine que nos interesa tampoco lo tiene». De ahí, continúa Delgado, la importancia de estos reconocimientos. «Primero estar seleccionados ya es un privilegio. Son las ventanas del cine más importante a nivel mundial y si para cualquier película es importantes, para nosotros es crucial».

'Eles transportan a morte' contó con un presupuesto de entre 500.000 y 600.000 euros, explica el cineasta canario. «Cualquier gran producción se gasta eso es publicidad», señala.

La película está rodada «al 50%» entre Tenerife y Galicia. «El reparto se hizo de forma salomónica entre Galicia y Canarias, Helena es gallega y yo canario, el equipo es mitad gallego y mitad canario. Es una coproducción que surgió de forma natural y también nos ha descubierto una relación de afinidad entre el tipo de cine que se hace en Galicia y Canarias».

Sin incentivos fiscales por no llegar al presupuesto

'Eles transportan a morte' no pudo acogerse a los incentivos fiscales de las producciones cinematográficas en Canarias. Según explica el cineasta tinerfeño Samuel M. Delgado, porque el escaso presupuesto con el que contaban no «llega» al mínimo que se exige. «Tenemos un problema. Hay un mínimo de presupuesto para acceder a esos incentivos y este tipo de películas, por desgracia, no pueden beneficiarse de esto. Esto es un apunte para cambiar esta política para que la industria local pueda acceder a ellos. Tienen que bajar más a la realidad de los proyectos que se hacen aquí. Están pensados para grandísimas producciones, pero no para las productoras locales», lamenta el realizador canario.