De izquierda a derecha y de pie, Luifer Rodríguez, Augusto Vives, Santiago Gil, Guacimara Medina, Nieves Pérez, Nacho González, Francisco Bravo de Laguna y Amalia Bosch Benítez. Sentados, en el mismo orden, Ángeles Jurado, Alexis Ravelo, Antolín Dávila y Paula Nogales. La imagen se tomó ayer en la azotea de la Biblioteca Insular de la capital grancanaria. / C7

Diez piezas literarias invitan a descubrir Gran Canaria dentro del volumen 'Una isla contada'

El libro, editado por el Cabildo, cuenta también con una versión en formato audiolibro y una bailada, con la firma de Natalia Medina

VICTORIANO S. ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

«La palabra que me persigue desde hace tres días es 'literalmente'». Así comienza el relato titulado 'Cicatriz', con el que la escritora grancanaria Ángeles Jurado invita a recorrer los icónicos Riscos de la capital grancanaria. Este es uno de los diez textos de otros tantos autores isleños que componen el volumen 'Una isla contada. Antología para recorrer Gran Canaria', impulsado por el Cabildo y que invita a los foráneos y locales descubrir desde una perspectiva menos turística y más artística rincones claves de la geografía insular.

«Es una especie de guía secreta para viajeros, para que conozcan la isla de una forma diferente y para que los grancanarios podamos leernos y descubrir de otra forma lo que ya conocemos», apunta el novelista Alexis Ravelo, responsable de la selección de autores de esta Antología.

«En el libro figuran los sitios que les enseñamos a los amigos de fuera cuando vienen y que deben ver todos los viajeros, no los turistas. Escriben unos autores que han crecido por esas zonas y, además, elegí a los que me gustan y que he leído mucho», confiesa el responsable de títulos como 'La estrategia del pequinés' o la serie de Eladio Monroy.

Por ello, Santiago Gil se ocupa de la costa norte de la isla con el texto titulado 'Guayedra'; Pepa Aurora hace lo propio con el sudeste con 'El Guayadeque legendario'; Antolín Dávila se va hasta las cumbres y medianías con 'Un coqueto mar de nubes'; Ángel Sánchez aborda el norte e interior de la isla con 'Ahí más allá'; Alicia Llarena se ocupa de la zona sur en 'Con acento en la í'; mientras que el recorrido por la capital grancanaria lo encabezan: Emilio González Déniz (zona centro y el barrio de Arenales con 'Salvarse del maremoto'), Paula Nogales (Vegueta a través de 'Yo era la niña más alegre del mundo'), Carlos Álvarez (la zona Puerto-Canteras con 'Un pícnic en Los Nidillos'), Eduvigis Hernández (Ciudad Alta con 'Desde lo alto') y la mencionada Ángeles Jurado.

La directora de la Biblioteca Insular, Nieves Pérez, institución que coordinó el proyecto y acogió la presentación del mismo de ayer, reconoce que la idea «fue creciendo» a medida que se gestaba dentro del plan de dinamización de la cultura impulsado por la Consejería para mitigar en el sector los efectos de la pandemia de la covid-19. «Vimos que era mejor que estos diez relatos magistrales estuvieran ilustrado y optamos por contar con Augusto Vives, que también se encarga de las postales que se han realizado. Nadie ha fotografiado esta isla como Nacho González, así que una fotografía suya abre cada relato y en cada uno hay también una ilustración de Augusto Vives», señala.

Para que el proyecto fuera inclusivo se ha generado un audiolibro, que ha coordinado el actor y director de escena Luifer Rodríguez. También, mediante un código QR, se puede disfrutar de la versión en danza de cinco de los relatos con la firma de la coreógrafa Natalia Medina.

Versiones en inglés y alemán y en las tiendas el próximo año

En la edición de 'Una isla contada', el Cabildo de Gran Canaria ha invertido 101.677 euros. Cuenta con una tirada inicial de 4.500 ejemplares, de los que 500 están encuadernados en tapa dura en la versión en castellano. Existen otras en inglés y alemán -un millar de ejemplares de cada una- que se hará llegar a los hoteles de cuatro y cinco estrellas.

Nieves Pérez, directora de la Biblioteca Insular de la capital grancanaria, señala que «a partir de marzo del próximo año» se editarán más ejemplares en castellano que se comercializarán en las librerías isleñas. Mientras tanto, se puede descargar a través de un código QR o en el siguiente enlace: https://bibliotecainsular.grancanaria.com/una-isla-contada-antologia-para-recorrer-gran-canaria.

La traducción de los textos al inglés y alemán ha sido coordinada por Amalia Bosch Benítez, que reconoce que se trata de una labor compleja debido al cariz literario de los mismos y a los canarismos presentes.

«¿Traicionamos? El traductor asume el rol de coautor, como ya dice la Ley de Autoría. Galdós es universal gracias a las traducciones, con sus aciertos y sus errores», destaca Bosch.

Nieves Pérez aclara que el gran protagonista de este volumen «es el paisaje de la isla», que ahora toma un cariz novedoso con este proyecto «transdisciplinar». La consejera de Cultura, Guacimara Medina, confía en que 'Una isla contada' sea un reclamo turístico más que se sume al del sol y la playa una vez se distribuyan los volúmenes en la zona sur.