De izquierda a derecha, Rubén Pérez, Teodoro Sosa, Encarna Galván y Jorge Balbás, ayer, en la sala Miller del parque de Santa Catalina. / C7

Cine+Food se traslada a finales de septiembre y adapta sus instalaciones y aforos

El parque de Santa Catalina de la capital grancanaria acogerá este evento cinematográfico, gastronómico y musical del 24 al 27 de septiembre

VICTORIANO S. ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La 11ª edición de Cine+Food se adapta a la nueva normalidad a la que obliga la pandemia de la Covid-19 y mantiene su filosofía y todas sus actividades cinematográficas y gastronómicas en el parque de Santa Catalina. Esta vez, la nueva entrega que se desarrollará entre el 24 y el 27 de septiembre y no a final de agosto.

«Será un regalo de cuatro días a la ciudadanía siendo responsables. Es una invitación para que el público venga a disfrutar y a ser feliz», explica Jorge Balbás, director de este evento, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias.

DETALLES

  • Proyecciones En la pantalla al aire libre se podrán ver ocho largometrajes, dos cada noche, desde las 21.00 y las 23.00 horas

  • Ciclos Se proyectarán en la sala de cine Max del Museo Elder y en la sala Miller

  • Aforo En los filmes a la intemperie el aforo será de 800 personas, bajo un estricto protocolo sanitario y de seguridad

  • Gastronomía Se instalarán ocho puestos de comida internacional y mesas para ocho comensales, bajo un rígido control de compra, acceso y salida

Cine+Food cuenta con un protocolo de seguridad y sanidad específico, que a día de hoy tiene previsto su desarrollo como si la isla estuviera en la fase tres de la desescalada tras el confinamiento decretado por el estado de alarma. «Siempre ha sido a finales de agosto pero el retraso de otros eventos por la pandemia, como el Temudas Fest, nos ha afectado. Eso nos ha dado más tiempo para estudiar la situación de la isla y del país y cómo desarrollarlo. Se hará como si estuviéramos en fase tres. Si la situación es mejor y hay una mayor flexibilidad con los aforos, nos adaptaremos», avanza Balbás.

Por eso, hasta septiembre no se pondrán a la venta las entradas para las proyecciones y todas las actividades.

Los cinéfilos podrán disfrutar de la tradicional pantalla al aire libre en el corazón del parque de Santa Catalina, donde habitualmente se instala el escenario del carnaval. Se mantienen dos pases diarios, el primero a las 21.00 y el segundo a las 23.00 horas. Los ocho títulos que se proyectarán son: el clásico de Murnau 'Amanecer', con el pianista Federico Lechner tocando en directo; 'Le Mans'66', de James Mangold; 'Yesterday', de Danny Boyle; '1917', de Sam Mendes; 'El ascenso de Skywalker', de la saga de La Guerra de las Galaxias; 'Joker', de Todd Phillips; 'Especiales', de Olivier Nakache y Eric Toledano; y 'Parásitos', de Bong Joon-ho.

Los ciclos de cine latinoamericano, de autor y mudo se desarrollarán en la sala Cine Max del Museo Elder, mientras que las películas infantiles -'Frozen 2', 'La Familia Adams', 'Angry Birds 2', 'Playmobil: La película'; 'Toy Story 4', 'Artic Dogs', 'Cómo entrenar a tu dragón 3' y 'Parque Mágico'- se podrán ver en la sala Miller.

Las proyecciones al aire libre transcurrirán con un aforo máximo de 800 personas, todas con mascarillas, en un espacio perimetrado y bajo un estricto control para unas entradas y salidas escalonadas. Entre pase y pase se limpiarán todas las sillas, explica el director de Cine+Food.

Por las circunstancias sanitarias actuales, la zona de restauración se reducirá, salvo cambios de última hora, apunta la organización, a ocho restaurantes internacionales. Se instalarán mesas para un máximo de ocho personas, separadas por mamparas y los comensales serán acompañados a las mismas por un controlador. Cada restaurante contará con un puesto en el que se solicitará el menú y se vigilará que las colas, siempre manteniendo la distancia de seguridad, no superen las diez personas.

Gran Canaria Me gusta se suma por tercer año consecutivo a Cine+Food con una veintena de expositores. Se desarrollarán clases magistrales a cargo de los chefs: Abraham Ortega (restaurante El Santo), Davidoff (Maroa del Mar), y Saúl Darío Quintana, Omar Moreno, Julio Cabrera y Aníbal Placeres, del proyecto Makaron Nesoi.

Cada noche, a las 19.00 horas, se desarrollarán conciertos en directo al aire libre y con aforo limitado antes de las películas.

Presentación de Cine+Food, en Miller. / c7

«Apostamos por una reactivación cultural dirigida a la ciudadanía, que es la que nos importa»

Rubén Pérez, director general de Cultura del Gobierno de Canarias, celebró ayer que actividades como Cine+Food encajen como un guante en el momento de reactivación económica impulsado por el Ejecutivo regional.

«Apostamos ahora por la reactivación cultural dirigida a la ciudadanía, que es la que nos interesa», subrayó a la vez que avanzó que el apoyo económico del Gobierno de Canarias a este evento se fijará dentro de una convocatoria no competitiva que se resolverá en septiembre.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aporta 50.000 euros para esta 11ª edición, aseguró la concejala de Cultura, Encarna Galván. La aportación del Cabildo de Gran Canarias ascenderá a 40.000 euros dentro de un presupuesto total de unos 200.000 euros.

Teodoro Sosa, consejero de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, puso en valor «la valentía» de los organizadores a la hora de llevar a cabo una iniciativa privada con apoyo público como es Cine+Food, en plena lucha contra la pandemia.

Sosa destacó que se trate de un evento «en el que la cultura y el sector primario y la gastronomía van de la mano».

Jorge Balbás hizo hincapié, por su parte, en que Cine+Food es un «evento multidisciplinar» que se desarrolla en «seis espacios a la vez», repartidos por el parque de Santa Catalina, lo que supone toda una avanzadilla para la realización de eventos durante la lucha contra la pandemia en la isla y en todo el archipiélago.

Destacó que se duplicará la presencia del personal de seguridad, junto a 18 controladores, y que las empresas privadas que participan en Cine+Food han fortalecido su presencia en esta 11ª edición, porque «están preocupadas y quieren que vuelva la actividad».