Borrar
Vea la portada de Canarias7 de este sábado 20 de julio
Macu Machín con su tía Carmen y su madre, coprotagonistas del filme. C7
La película canaria 'La hojarasca' vende todo el aforo para sus dos pases en la Berlinale

La película canaria 'La hojarasca' vende todo el aforo para sus dos pases en la Berlinale

El filme de la grancanaria Macu Machín se estrena este viernes en la sala Arsenal 1 y se proyecta el sábado también en Cubix 7, dentro de la sección Forum

Victoriano Suárez Álamo /EFE

Las Palmas de Gran Canaria/Berlín

Viernes, 16 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El estreno en el terreno del largometraje de la cineasta grancanaria Macu Machín tiene este viernes y sábado una puesta de largo por todo lo alto en la sección Forum de la 74ª edición de la Berlinale, el festival de cine de la capital germana y uno de los más importantes del mundo.

El filme, que es un híbrido entre documental y ficción y que protagonizan la madre y dos de las tías de la propia cineasta, se proyecta este viernes, a partir de las 19.00 horas, en la sala Arsenal 1, pase que se repite, a las 16.00 horas, en la sala número 7 del Cubix.

Para ambas proyecciones están todas las entradas agotadas, circunstancia que no se da en otros títulos de la sección Forum, donde los organizadores del festival internacional alemán enmarcaron este largometraje.

Película inaugural

La Berlinale abrió este jueves su 74ª edición sumergiéndose en un capítulo oscuro del pasado reciente de Irlanda con la película del belga Tim Mielants 'Small Things Like These', protagonizada por Cillian Murphy, una historia sobre un trauma colectivo en una sociedad cristiana disfuncional.

En rueda de prensa, Murphy se refirió a ese «trauma colectivo, sobre todo para la gente de una determinada edad», que supuso la existencia de las llamadas lavanderías irlandesas de las Magdalenas, horribles asilos gestionados por instituciones católicas desde la década de 1820 hasta 1996, supuestamente para reformar a «jóvenes perdidas».

El actor agregó que las generaciones que sufrieron el abuso de estas instituciones «todavía lo están procesando», y se mostró convencido de que el arte puede ser realmente útil para esa herida, como lo fue el libro homónimo de Claire Keegan, un gran éxito de ventas, recordó, en el que se basa el filme.

Agregó que la ironía del libro es que trata de «un hombre cristiano tratando de hacer un acto cristiano en una sociedad cristiana disfuncional» y «plantea muchas preguntas sobre complicidad y silencio y vergüenza».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios