Encuentro

Coria revela cómo convertir un sueño audiovisual en ‘Hierro’

30/05/2019

Con una buena biblia –un documento que establece los elementos básicos de una serie de televisión– convertir un sueño en un proyecto audiovisual de envergadura es más que posible. Esa es una de las lecciones que aprendió ayer el alumnado del Instituto del Cine Canarias durante un encuentro con Jorge Coria, director de la serie Hierro, y parte del equipo canario de esta producción televisiva que se estrenará el 7 de junio en Movistar.

Las Palmas de Gran Canaria

Ese documento fue la semilla de un thriller sobre un asesinato cometido en la isla de El Hierro que germinó rápidamente al ser elegido en 2015 como el mejor proyecto del CoPro Series de la Berlinale. «De repente, los grandes nos pedían reunirse con nosotros y Fox quería comprarnos los derechos del remake», cuenta Coria sobre el origen de esta serie que, sin embargo, necesitó cinco años para cristalizar después de un intento fallido de producirla con Antena3.

Aunque el proyecto estaba planteado desde sus inicios con El Hierro como escenario, Coria, el productor y los guionistas no habían pisado la isla cuando presentaron su propuesta en Berlín. «Por suerte nadie nos preguntó si habíamos estado en la isla», confiesa el director que solo conocía El Hierro por fotos y por los paseos virtuales en Google Maps. De hecho, según abundó el canario Chedey Reyes, director de producción de Hierro, el trailer que se vio en el festival de cine berlinés incluía supuestos paisajes herreños cuando, en realidad, eran imágenes de La Laguna y Gran Canaria. «Cuando vas a un mercado, hay que llevar un trailer para crear una atmósfera, aunque se haga con imágenes prestadas», apuntó ante la asombrada mirada del alumnado. «Nos dieron el premio. No sabíamos que aquello no era El Hierro y ellos menos», reconoció Coria encantado de haber reclutado a talentosos jóvenes actores y actrices de las islas como Isaac Dos Santos, Kimberley Tell, Saulo Trujillo, Mingo Ávila y Tania Santana, y de otros más curtidos como Mari Carmen Sánchez, Maykol Hernández o Luifer Rodríguez. «El reparto es la alegría de la serie. Son actores, no estrellas, que se dejan hacer y se arriesgan», dijo el director que, en un elenco encabezado por Candela Peña y Darío Grandinetti, otorgó el tercer papel protagonista a la isla de El Hierro. «No se nota la amabilidad y el carácter herreño. Es un thriller. Esta vez tocó muerte. No sé si se acerca a la imagen que uno tiene de su propia sociedad», afirmó Coria que, sin embargo, se imbuyó de las tradiciones y los rasgos identitarios herreños para llevarlos a la pantalla. «Hay que empapar la ficción de realidad para que sea creíble. Fuera –aseguró– no se creen que en El Hierro se vive con las puertas de las casas abiertas».

Complicaciones.

El tiempo variable que modificaba continuamente las condiciones lumínicas, la rigidez del plan de rodaje por la dificultad de contar a tiempo con los actores por las limitadas conexiones aéreas con El Hierro y el viento que obligaba a proteger con parapetos la steadicam (el equipo de suspensión de la cámara) fueron algunos de los elementos a los que se enfrentó el equipo de Hierro formado, en su mayoría, por canarios y gallegos. En compensación, los intérpretes canarios pudieron actuar con su propia acento y el equipo convivió con una proximidad inusitada. «Se creó muy buen rollo. A ese nivel, ha sido el mejor rodaje de mi vida», explicó el director Jorge Coria.

Tranquilidad rota.

El próximo viernes Hierro llegará a las pantallas con Movistar+ y los canales de Movistar en Latinoamérica. De momento, aunque se está estudiando prolongar la serie, se emitirán los ocho primeros capítulos en los que una jueza, a la que da vida Candela Peña, y el principal sospechoso de un crimen, interpretado por Darío Grandinetti, intentarán esclarecer el asesinato de Fran, un joven herreño cuyo cadáver aparece justo el día de su boda. La isla se quedará pequeña para estos dos personajes antagónicos que chocarán continuamente. Todas las localizaciones de la producción son espacios reales de El Hierro.