Figurantes como Policías Nacionales de los años 80, a la espera para rodar en la tarde de este lunes, en Agaete. /arcadio suárez

Figurantes como Policías Nacionales de los años 80, a la espera para rodar en la tarde de este lunes, en Agaete. / arcadio suárez

Agaete cae en manos de ladrones ingleses

El casco del municipio se transformó este lunes en un plató para acoger el rodaje de la segunda temporada de la serie británica 'The Curse'

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

El casco del municipio grancanario de Agaete se transformó este lunes en un plató para acoger el rodaje de varias secuencias para la segunda temporada de la serie británica 'The Curse', cuyos responsables estarán en la isla trabajando hasta mediados del próximo mes de diciembre.

En los seis capítulos que integraron la primera temporada que se emite en Channel 4, la serie se desarrolla en torno a una banda de jóvenes delincuentes de baja estofa británicos de los años ochenta. La estupidez e ingenuidad que reina en el seno de esta banda les lleva a verse envueltos en un robo de gran envergadura que está muy por encima de sus posibilidades.

Esta ficción se inspira en un fenómeno que se extendió por el Reino Unido en aquella década. La fuerte recesión reinante en los ochenta llevó a muchos jóvenes a protagonizar atracos a mano armada para intentar alejarse de la pobreza y acercarse a las comodidades de los millonarios que florecían a su costa.

James De Frond fue el director de la primera temporada y repite en esta segunda que ahora aterriza en Gran Canaria.

Según las fuentes consultadas por este periódico, la nueva entrega de esta producción de Babieka -empresa con más de medio siglo de experiencia en el sector audiovisual y que ya estuvo al frente de rodajes en las islas como el de 'Exodus', filme de Ridley Scott que pasó por Fuerteventura- desarrolla su historia en la Costa del Sol, escenario que se simuló ayer en Agaete.

El rodaje también recalará en Las Palmas de Gran Canaria, Juan Grande, Sardina del Norte, Maspalomas, Tauro, Mogán y regresará en algunas jornadas más al municipio del Dedo de Dios.

Preparativos para el rodaje, que se desarrolló al caer la noche en Agaete. / Arcadio Suárez

En total, participan 80 personas en el rodaje de una segunda temporada que se grabará en su totalidad en la isla.

Como es habitual en los proyectos audiovisuales, la historia que se narra y el reparto se mantienen en secreto. A pesar de ello, este periódico puede adelantar que la acción transcurre de nuevo en la década de los ochenta como en la primera temporada y que se mantienen en el reparto para esta nueva entrega los intérpretes Allan Mustafa, Tom Davis, Emer Kenny, Hugo Chegwin y Steve Stamp.

Cortes de calles

En Agaete, el rodaje se desarrolló al caer la tarde, aunque desde por la mañana el ajetreo de la producción fue mayúsculo y evidente. El consistorio municipal había comunicado a la población el cierre de distintas calles. Entre las 11.00 y las 16.00 horas se llevaron a cabo cortes en el entorno de la calle La Palma y la plaza Tenesor se cerró entre las 10.30 y las 16.00 horas. Por su parte, en la calle Juan de Armas, delante del Ayuntamiento, se produjeron cortes intermitentes de unos 10 minutos para el rodaje.

Desde el mediodía y hasta las 19.00 horas, el rodaje se trasladó a la calle La Cruz, la Plaza del Calvario y la calle Belén, lo que obligó a reubicar vehículos y a distintos cortes en las inmediaciones. Desde las 18.00 horas hasta la medianoche, el rodaje se instaló en la plaza de la Constitución. Esto conllevó, como advirtió con anterioridad el Ayuntamiento, a «cerrar todo el pueblo en la gasolinera Cepsa». También se cerró la zona de los Arenales, «como se hace en la fiesta de las Nieves en la calle Alcalde Armas Galván» y se desvió el tráfico «hacia la calle Juez Gabriel De Armas Medina», entre otras medidas.