Borrar
Luis García Berlanga en 1961, en el rodaje de 'Plácido'.
Un año berlanguiano: actos conmemorativos del centenario

Un año berlanguiano

El Gobierno establecerá el Día del Cine Español el 6 de octubre dentro de las celebraciones en conmemoración del centenario del director de 'Plácido' y 'El verdugo'

Lunes, 1 de marzo 2021, 14:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

David Trueba asegura que no existe nadie en la novela ni en la pintura española que haya podido levantar un fresco tan conmovedor y rico de la segunda mitad del siglo XX como Luis García Berlanga (Valencia, 1921-Madrid, 2010). «Sus películas componen algo así como la Capilla Sixtina del franquismo y el postfranquismo», certifica Trueba. Eso sí, que nadie espere ternura visual o esteticismo lírico, sino latigazos de humor, desolación, encanto y miseria. Berlanga sabía que el mejor cine habla y se nutre de la vida. De ahí escenas tan crueles, cómicas y veraces como la boda de Nino Manfredi y Emma Penella en 'El verdugo', inspirada en la del propio director, que pidió la ceremonia más barata. Como antes se había celebrado otra de postín, mientras el cura les casaba iban retirando los ornamentos de la anterior, el órgano enmudecía y el sacristán enrollaba la alfombra. Berlanga añadió que las velas se fueran apagando y el sacerdote no pudiera leer.

La anécdota la ha recordado el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, en la presentación de los actos del año Berlanga en el madrileño cine Doré, sede de la Filmoteca española. Ningún otro director ha acabado en el diccionario de la RAE. Lo berlanguiano sigue muy vigente porque el autor de 'Plácido' fue «el cronista más grande de una España lejana pero todavía reconocible», en palabras de Rodríguez Uribes. Su cine está habitado por perdedores que nunca podrán superarse y la idea de fracaso recorre una filmografía que abarca cinco décadas. Patetismo social, ternura, escéptica ironía y autenticidad. Un plano secuencia infinito donde todo el mundo habla al mismo tiempo pero nadie escucha. Berlanguiano es que el ministro alabe al cineasta y los periodistas le preguntemos por Bartomeu y el 'Barçagate'. La España pícara que tan bien conocía quien se definía como burgués y egoísta y cuyas películas eran todo lo contrario.

El Ministerio de Cultura se ha propuesto que la obra de Berlanga se viva durante todo este año dentro y fuera de nuestras fronteras. Rodríguez Uribes desveló que, tras recibir el plácet del presidente Pedro Sánchez, el Consejo de ministros aprobará de manera inminente que el 6 de octubre sea el Día del Cine Español. Berlanga acabó en esa fecha en 1951 el rodaje de su primera película, 'Esa pareja feliz', codirigida junto a su compañero en la Escuela de Cine, Juan Antonio Bardem. Uno había estado en la División Azul y el otro era comunista. «El cine español merece un día en el calendario», aseguró el ministro, que, más allá de descuentos en las salas, no concretó las iniciativas que se tomarán al respecto. De Fernando Fernán Gómez, protagonista de 'Esa pareja feliz', se cumple el centenario de su nacimiento este año. Y de Bardem en 2022. También llegarán al siglo José Luis López Vázquez, Tony Leblanc, Luis Ciges, Alberto Closas, Lola Gaos…

Luis García Berlanga y Concha Velasco en el rodaje de 'París-Tombuctú' en 1999.
Luis García Berlanga y Concha Velasco en el rodaje de 'París-Tombuctú' en 1999.

Filmoteca española ha restaurado digitalmente aquella ópera prima, así como el apenas visto 'La muerte y el leñador', un cortometraje del filme colectivo de 1966 'Las cuatro verdades' basado en fábulas de La Fontaine. Se ha recuperado material descartado de su primera práctica como estudiante en 1948, también junto a Bardem, que cuatro directores reinterpretarán: Fernando Franco, Elías León Siminiani, Nuria Giménez Lorang y Carolina Estudillo. La retrospectiva integral de su obra irá acompañada de grandes títulos de la historia del cine de su época con el fin de acabar con el mito de que las películas de Berlanga no se entienden fuera de España. El cine de verano del Doré, conocido como la Sala Berlanga, reabrirá y para el Orgullo Gay se recuperará un ciclo «de cine porno» (en realidad LGTBI) que el director exigió cuando el Gobierno de la UCD le nombró presidente de la Filmoteca en 1978 para ponerles a prueba.

Bernardo Sánchez Salas, adaptador a los escenarios de 'El verdugo' y el hombre que más sabe de Rafael Azcona, escribirá una obra de teatro sobre el realizador valenciano. Por su parte, Santos Zunzunegui y José Luis Castro de Paz coordinan un volumen colectivo sobre su obra titulado 'Furia española'. Cineastas reivindicarán su cine en una campaña en redes sociales y congresos internacionales analizarán su figura, al igual que una exposición itinerante que arrancará en Valencia. El Instituto Cervantes también se implicará. Con su cabeza de patricio romano y su mirada azul «con 'zoom' para las chicas» que bullía con sorna zumbona no exenta de amargura, Berlanga estará muy presente asimismo en los festivales de cine. Al director de 'Patrimonio nacional' le haría gracia saber que las medidas aprobadas por el Gobierno en apoyo al sector cultural de carácter tributario para hacer frente al impacto de la pandemia mediante beneficios fiscales se llaman... Plan Berlanga.

Vídeo. Spot del Año Berlanga.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios