Barcelona acoge la primera muestra póstuma de Chirino

11/05/2019

Bajo el epígrafe Mover el Horizonte, la galeria Marlborough inaugurará, el próximo jueves, día 16, la primera muestra póstuma del escultor Martín Chirino (1925-2019), en su sede de Barcelona (calle d’Enriq Granados, 68), según informa la Fundación del artista grancanario en un comunicado.

La muestra se complementa con la última exposición que realizó en vida el escultor, en la Marlborough de Madrid, Martín Chirino en su Finisterre, a comienzos del pasado año.

La exposición, que permanecerá abierta hasta el próximo 15 de junio, se compone, junto a láminas de diversos períodos, de once esculturas, en bronce y Hierro.

Así, consta de sendos Aeróvoros y Cabezas, una en bronce y otra en Hierro, en cada caso; un Viento; una pieza de su serie de Homenajes a Marinetti, fundador del futurismo, dos Alisios, un Violonchelo, de la serie de Homenaje a la Música y los mencionados dibujos, en los que el artista plasma las tres dimensiones propias del trabajo de las esculturas.

Con ese título, Cantos a lo invisible, el escritor Rafael Argullol ha realizado el texto del catálogo que acompaña a la muestra. El también catedrático de Estética de la Universidad de Barcelona elogia ahí la extraordinaria capacidad «intelectual y reflexiva» de Martín Chirino a la hora de afrontar sus piezas, con una férrea voluntad de «descubrir lo invisible a través de lo tangencial y de lo oblicuo», y destaca también su destreza para «apuntalar la ingravidez, en la órbita de Julio González, Giacometti o Henri Moore».

«Para mí, el viento siempre ha sido una de las metáforas más poderosa de lo numinoso, si entendemos aquí lo divino como la fuerza indescifrable que nos interroga sin mostrarse. No vemos el viento pero vemos lo que el viento empuja, levanta, crea, destruye. No hay un fenómeno más idóneo para ilustrar el ideal de Chirino de transformar, aunque sea fugazmente, lo invisible en visible», explica Argullol. «El viento es el mensajero del misterio y sus manifestaciones se proyectan, continuamente cambiantes, sobre nuestras vidas», agrega.