Borrar
Directo Reacciones dispares de los socios del Gobierno al acuerdo firmado por Bolaños y Pons para renovar el CGPJ
El primer ministro Mirandra Modi felicita al equipo de la ISRO, que celebra el alunizaje recién conseguido. Youtube
La sonda india Chandrayaan-3 se posa cerca del polo sur de la Luna tras el fracaso de Rusia

La sonda india Chandrayaan-3 se posa cerca del polo sur de la Luna tras el fracaso de Rusia

Astronáutica ·

El alunizaje de la nave, días después del fracaso de la pérdida de la Luna-25, convierte a India en el cuarto país que lleva una nave a la superfice del satélite

J. Arrieta

Miércoles, 23 de agosto 2023, 13:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El módulo de aterrizaje Vikram de la misión india Chandrayaan-3 se ha posado con suavidad en uno de los cráteres de la región del polo sur de la Luna pasadas las 14.30, hora española, y tras una maniobra de descenso que ha durado unos 17 minutos, marcando así un hito histórico en los logros de la ISRO, la agencia espacial de India. Este país se ha convertido en el cuarto que consigue llevar un vehículo de exploración a la superficie lunar, tras la Unión Soviética, los Estados Unidos y China, y el primero en hacerlo en una zona polar. «India está en la Luna», ha celebrado emocionado Sreedhara Panicker Somanath, presidente de la ISRO, pocos minutos después del aterrizaje.

La maniobra de descenso se ha transmitido en directo a través de los canales propios de la ISRO y ha sido seguida en India por millones de personas -más 7,9 millones solo en YouTube-, para las que la misión se ha convertido en una gesta nacional.

La pérdida el pasado domingo de la sonda rusa Luna-25, que perseguía el mismo objetivo, demostró que no se trataba de una misión fácil. Por ello, las diferentes operaciones críticas de aproximación y orbitales se han seguido en India con una gran expectación.

La nave fue lanzada en el cohete LVM3-M4 el pasado 14 de julio. El 31, se realizó la maniobra de inyección traslunar. Tras cinco días de viaje, la Chandrayaan-3 inició las maniobra de aproximación y realizó con éxito la inserción orbital el día 6 de agosto, «un hito crucial», según destacó la ISRO, que ya se había alcanzado en las misiones aneriores de las Chandrayaan 1 y 2. Desde entonces, se han realizado «una serie de maniobras para reducir gradualmente la órbita de Chandrayaan-3 y situarla sobre los polos lunares». Aún en órbita, el módulo de aterrizaje Vikram se separó del de propulsión el jueves pasado y empezó a descender al día siguiente.

«Es el grito de victoria de la nueva India»

Durante todo ese proceso, el estado de la nave ha sido «normal. A lo largo de la misión, está siendo continuamente monitorizada desde el Complejo de Operaciones de la Misión (MOX) en la Red de Telemetría, Seguimiento y Mando (ISTRAC) de ISRO, la antena de la Red India de Espacio Profundo (IDSN) en Byalalu, cerca de Bengaluru, con el apoyo de la antena de espacio profundo de la ESA y el JPL».

El alunizaje del módulo Vikram se ha producido sin problemas pasadas las 14.30. Cada fase de la secuencia final de descenso se ha celebrado con aplausos en el centro de control, mientras el primer ministro indio, Narendra Modi, seguía todo el proceso en directo. Según lo previsto, la nave ha perdido altura con rapidez -ha pasado de los 21.000 metros a los 1.000 en apenas 10 minutos- hasta situarse a unos 100 metros, donde se ha estabilizado antes de descender con suavidad hasta tocar el suelo, momento en el que la alegría se ha desbordado en el centro de control. Tras unas primeras palabras del presidente de la ISRO, Narendra Modi se ha dirigido a todo el equipo para agradecerles y felicitarlo por su logro. «Este es el grito de victoria de la nueva India», ha proclamado. «El cielo no es el límite», ha añadido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios