La Endeavour, flotando en el Atlántico. / E. C.

Ciencia | Espacio

Los astronautas de la misión Axiom-1 amerizan en aguas de Florida

La nave Crew Dragon de SpaceX comandada por Michael López-Alegría ha retrasado siete días su vuelta a casa por el mal tiempo en la zona de descenso

LUIS ALFONSO GÁMEZ

La Crew Dragon de Axiom-1, la primera misión privada a la Estación Espacial Internacional (EEI), ha amerizado a las 19.06 horas en la costa atlántica de Florida, diecisiete días después de su despegue de Cabo Cañaveral. La misión ha durado una semana más de lo previsto por el mal tiempo en la región del descenso. El astronauta hispanoestadounidense Michael López-Alegría, comandante del vuelo, y los inversores Larry Connor (EE UU), Mark Pathy (Canadá) y Eytan Stibbe (Israel) -que han pagado 55 millones de dólares por cabeza por el viaje- han hecho 25 experimentos en el complejo y han regresado con más de 100 kilos de material científico.

La escotilla que conectaba la cápsula Endeavour y el módulo Harmony de la EEI se cerró a la 3.10 horas, tras lo cual la nave se alejó lentamente del complejo orbital. Después de ponerse en la trayectoria de reentrada en la atmósfera, la Endeavour se desprendió de su cuerpo -cubierto de paneles solares que le proporcionan energía- y emprendió la etapa final del viaje. Entró en la atmósfera a más de 28.000 kilómetros por hora, enfrentándose a temperaturas de hasta 1.600º C.

Los dos primeros paracaídas vistos desde dentro de la nave. / E. C.

Después de los seis minutos de silencio por radio -entre las 18.53 y las 18.59 horas-, se recuperaron las comunicaciones, con López-alegría confirmando que todo iba según lo previsto. A unos 6.000 metros de altura se abrieron los dos primeros paracaídas de la Crew Dragon y frenaron su velocidad hasta unos 560 kilómetros por hora, que se redujeron hasta 190 tras el despliegue de los cuatro principales a unos 3.000 metros. La nave ha amerizado frente a Jacksonville a las 19.06 horas.

Imagen térmica de la nave con sus cuatro paracaídas principales. / E. C.

Axiom-1, o Ax-1, ha sido la primera misión tripulada de Axiom Space, compañía que vicepreside Michael López-Alegría. La empresa, que usa cohetes y naves de SpaceX, la firma de Elon Musk, quiere hacerse con una parte de la tarta del negocio del turismo espacial. Con ese objetivo, ha empezado a construir módulos que se acoplarán al sector estadounidense de la EEI y que, cuando esta sea retirada del servicio, se mantendrán en órbita baja como la primera estación espacial privada.