Microsoft desconecta a Cortana y la reinventa

03/03/2020

Deja el gran público para centrarse en el ámbito empresarial.

El auge de los altavoces inteligentes ha permitido a los asistentes de voz entrar en los hogares. Un mercado liderado por marcas como Alexa (37%) y Google Assistant (33%), seguidos de lejos por Siri (13%).

Una guerra en la que Microsoft ha fallado. En 2014, el gigante de los sistemas operativos creó los primeros prototipos de Cortana. Doce meses después, la compañía de Redmond anunció la disponibilidad de su asistente virtual para para equipos de escritorio y dispositivos móviles con Windows 10 como parte de la fusión de Windows Phone en el sistema operativo en general.

Con el apagón de Cortana, previsto para la próxima actualización de su sistema operativo, Microsoft sufre su segundo gran revés frente a otras tecnológicas estadounidenses.

Apple y Google ya le ganaron la batalla de los sistemas operativos móviles. Ahora estos dos gigantes junto con Amazon le hacen perder otra vez esta guerra. En su blog oficial, Microsoft ha anunciado que recortará funciones de Cortana para dejar de competir con Alexa o el Asistente de Google, y se centrará en la productividad.

Los ingenieros de Microsoft reinventan el famoso asistente de la compañía tecnológica. En la próxima actualización perderá gran parte de sus habilidades centradas en el gran público, aunque tendrá una utilidad limitada, como, por ejemplo, establecer alarmas.

Ahora, el nuevo trabajo de Cortana estará más centrado en la oficina y se integrará co los servicios de Microsoft 365. La compañía de Bill Gates le da una segunda oportunidad a su asistente al reinventarla, aunque dejó de funcionar en varios países a finales del pasado ejercicio.