El Ayuntamiento se encuentra en estado de alerta ante cualquier incidencia que pueda ocurrir a causa del temporal. / ACFI-PRESS

Telde, con la memoria muy presente en las riadas de hace tan solo una semana

Lluvias moderadas en todo el municipio que no supusieron grandes incidentes más allá de problemas con achiques de agua en alguna vivienda

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Con las grandes riadas de hace una semana por los barrancos y carreteras de El Goro, Ojos de Garza y Tufia aún en la retina de todos, el primer día de la alerta por el temporal se ha desarrollado bajo una calma inesperada y sin incidentes graves en el municipio. Tan solo el área de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias notificó en Twitter algún problema de achique de agua en Telde, pero sin llegar a más detalles.

La localidad amaneció bajo débiles precipitaciones y a medida que pasaron las horas la lluvia fue intensificándose. Durante la tarde el agua se fue acumulando, llegando a formar pequeñas riadas en vías con pendientes y poco más. Las calles estuvieron muy tranquilas. A nivel general, los residentes respetaron la petición de evitar salir de casa, salvo casos necesarios, emitidas por las administraciones públicas.

Cierre de parques y áreas recreativas

El Ayuntamiento procedió al cierre de los parques y áreas recreativas del municipio en la tarde de este sábado después de que la Agencia Estatal de Meteorología anunciara que la alerta por lluvias, viento, tormenta e inundaciones iba a pasar este domingo a rojo, el nivel más alto.

La concejalía de Parques y Jardines pusieron el candado en los parques urbanos del municipio a partir de las 16.00 horas y quedaron suspendidos todos los permisos para utilizar las áreas recreativas y de barbacoas. Asimismo, Medioambiente cerró el tramo más estrecho del Corredor Paisajístico de Telde, situado entre la parte trasera de Valle de Los Nueve y San José de Las Longueras, aunque se desaconseja que se acuda a este espacio natural mientras esté activa la alerta.

Estas medidas se suman a las adoptadas desde este viernes por el Ayuntamiento por precaución, como la suspensión de eventos culturales y deportivos en instalaciones municipales o al aire libre, o el mercadillo de Jinámar, entre otras.

El concejal de Seguridad, Agustín Arencibia, que está coordinando el Plan de Emergencias Municipal, insiste en la importancia de la autoprotección para evitar riesgos. Así, aconseja a la ciudadanía que no realice desplazamientos innecesarios, que desalojen las azoteas y balcones de elementos que puedan ocasionar inundaciones o puedan ser arrastrados por el viento y que limpien los sumideros.

Asimismo, reitera la prohibición de aparcar en los cauces de los barrancos y de transitar por los mismos durante los días de lluvias intensas. Asimismo, pide que se retiren los materiales e instalaciones de las vías públicas que pudieran verse arrastrados en el caso de que se produzcan corrimientos de agua, así como la adopción de todas las medidas de prevención que sean necesarias para evitar, durante el periodo de riesgo, que se obstaculice el flujo del agua.

El Ayuntamiento de Telde ha activado el Plan de Emergencia Municipal y todos los cuerpos, equipos y personal de las áreas municipales están activados para actuar en el caso de que el municipio se vea afectado. En ese sentido, los operarios y la maquinaria de las áreas de Vías y Obras, Servicios Municipales y Limpieza Viaria, coordinadas por Eloy Santana, están preparados para actuar de inmediato.