Unas 350 personas se han concentraron el sábado pasado en protesta por las condiciones en las instalaciones. / efe

Las quejas de los migrantes del campamento de Las Raíces llegan al Defensor del Pueblo

El Diputado del Común pide una investigación

EUROPA PRESS Santa Cruz de Tenerife

El Diputado del Común, Rafael Yanes, se ha comprometido a hacer llegar al Defensor del Pueblo las quejas de los migrantes acogidos en el campamento de Las Raíces para su investigación, toda vez que es a quien le corresponde tratar estas reclamaciones y elevarlas al Gobierno del Estado.

Rafael Yanes y la adjunta segunda, Milagros Fuentes, se reunieron con los portavoces de la Asamblea de Apoyo de Personas Migrantes de Tenerife, Esperanza Martínez, Héctor Hernández, William Ramos y Judit Correa, así como con tres personas migrantes que dieron su testimonio sobre lo que calificaron de «vulneración de sus derechos humanos».

Los representantes de la Asamblea denunciaron la desprotección jurídica del colectivo, las condiciones inadecuadas en el campamento de acogida a migrantes de Las Raíces, la «deficiente» asistencia sanitaria proporcionada y el tratamiento que reciben estas personas por parte de los cuerpos de seguridad.

Señalaron como «urgente» la necesidad de regular su asistencia legal y afirmaron que «a pesar de que tienen asignados a su llegada un abogado, son pocos los que conocen el nombre de su letrado», así como los procedimientos que se inician en relación a su situación en el país.

De esta forma, pusieron de relieve la falta de información y comunicación que lleva a estas personas a sentirse desamparadas, por lo que reclamaron apoyo al colectivo para darles «las herramientas necesarias que les permitan entender qué está pasando y cuál es su situación», tal y como afirmaron los portavoces.

También puntualizaron las malas condiciones en las que se encuentran las instalaciones del campamento de Las Raíces, y aseguraron deficiencias como la falta de agua caliente. Además, informaron sobre una mala asistencia sanitaria y una falta de provisión de medicamentos que «en muchas ocasiones hemos pagado nosotros mismos de nuestro propio bolsillo», aseguró uno de los representantes de la Asamblea.

Al finalizar la reunión, pusieron una queja en la Diputación del Común por cada uno de los motivos tratados durante el encuentro.