Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 29 de febrero
El letrado Rachid Mohamed, a la izquierda junto a Navarro Tacoronte, el Mediador. Cober
Caso Mediador

«Sr. Navarro, le aconsejo que usted cambie de abogado»

Tribunales ·

El abogado Rachid Mohamed insiste en saber si hubo irregularidades en las 48 horas que Navarro estuvo detenido | Pidió el vídeo que ahora no existe

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 5 de agosto 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El testimonio de las actuaciones que han dado lugar a esta pieza -el caso Mediador- se encuentran unidos en el Tomo I sin que consten grabaciones ya que la sala asignada al Juzgado de Guardia en la que se practicaron (Sala 13) no permitió, por dificultades técnicas, la grabación de ninguno de los detenidos puestos a disposición ese día». De esta forma respondió la magistrada María Ángeles Lorenzo-Cáceres la petición del abogado Rachid Mohamed, que representa a Marco Antonio Navarro Tacoronte, de acceder a la grabación del momento en el que el presunto cabecilla de la trama fue detenido y otorgó su consentimiento para que investigasen el contenido íntegro de sus dos teléfonos móviles, a pesar de que había sido requerido solo por un presunto delito de estafa.

Todo ello en un escenario en el que el anterior letrado del investigado, Plácido Alonso Peña Fumero, declaró como investigado que recomendó a su cliente que no entregara nada y la jueza dijo al Mediador cuando éste pasó a disposición judicial: «Sr. Navarro Tacoronte, le aconsejo que usted cambie de abogado».

Una circunstancia que, hasta el momento, se está convirtiendo en fundamental para el devenir del caso Mediador, puesto que el letrado de Navarro Tacoronte insiste en que se cometieron hechos «muy graves» y que podrían llegar a ser planteados en un futuro como posible causa de nulidad de esta causa.

El letrado Peña Fumero declaró que no le dieron las actuaciones, no le dejaron entrevistarse con Navarro y lo echaron.
El letrado Peña Fumero declaró que no le dieron las actuaciones, no le dejaron entrevistarse con Navarro y lo echaron.

Mohamed presentó el pasado 26 de julio un recurso de reforma contra una providencia en la que la instructora acordó varias cuestiones. La primera de ellas fue rechazar la pretensión del letrado de repetir la testifical como investigado de Plácido Alonso Peña Fumero. El motivo argumentado por la defensa fue que no pudo participar en el interrogatorio ya que no recibió «invitación para acceso telemático a esas declaraciones», como sí lo hicieron el resto de las partes y que no le solucionaron el problema durante la mañana, a pesar de su insistencia.

La magistrada rechazó tal pretensión argumentando que hubo problemas de conexión solicitando incluso la «presencia de un técnico», aunque estas dificultades solo afectaron precisamente a Rachid Mohamed, que era el que había interesado la declaración de Peña Fumero como testigo para que explicara los detalles relacionados sobre el proceder de la instructora cuando el Mediador estuvo detenido desde las nueve del 26 hasta la tarde del 28 de enero de 2022.

Pero en esa providencia de 18 de julio, la jueza también respondió a Rachid Mohamed que no le daba traslado del vídeo de la declaración de Navarro Tacoronte porque «por dificultades técnicas» no se grabó la comparecencia del detenido.

Cuestionó a la instructora

En ese referido recurso de 26 de julio, Mohamed cuestionó a la jueza y solicitó diligencias de investigación para aclarar los motivos por los que no se grabaron las varias comparecencias de Navarro Tacoronte, que el Letrado de la Administración de Justicia justifique por qué no hizo constar que hubo esa incidencia y que los servicios técnicos detallaran qué tipo de problema técnico impidió la grabación. Aún la instrucción no ha respondido a este recurso de reforma.

De forma paralela, Rachid Mohamed interpuso otro recurso, esta vez de apelación ante la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, contra el auto de prórroga de la instrucción por seis meses. En este documento, el abogado entiende que se encuentran ante «una inquisición generalizada sobre la vida de los investigados» al haber accedido los investigadores al contenido íntegro y de forma general de los móviles, correos y cuentas bancarias de todos los investigados. «No se puede mantener la instrucción para buscar nuevos delitos, sino para investigar los que ya son objeto de las presentes diligencias previas», expuso.

Pero lo más relevante fue un escrito de alegaciones complementarias sobre este recurso, en el que aportó la declaración de Peña Fumero en sede judicial.

En este documento de apelación, que recayó en la Sección Sexta, vuelve a plantear «serias dudas acerca de las garantías en la prestación del consentimiento del detenido», en relación a Navarro Tacoronte y sus móviles. «Y esas dudas se acrecientan de manera exponencial, cuando nos encontramos con dos recientes diligencias», añade refiriéndose al testimonio del abogado investigado y al hecho de que no existieran grabaciones.

Al respecto del primer asunto planteado, Mohamed se queja de que a Peña Fumero que «no se le permitió desarrollar los temas que consideró libremente, entre otros, los que iban a ser objeto de interrogatorio por esta parte cuando se propuso como testigo», ya que la magistrada, añade, «le espetó varías veces que debía ceñir su declaración a los elementos de su imputación».

A pesar de ello, el interrogado «pudo realizar ciertas afirmaciones», que -según esta parte- «exigen aún más si cabe que se esclarezca lo que ocurrió durante la detención» de Navarro Tacoronte. Posteriormente transcribió parte del interrogatorio de la jueza a Peña Fumero.

Peña Fumero: «Usted le llega a decir a Navarro Tacoronte, siendo yo el abogado de la defensa 'Sr. Navarro Tacoronte, le aconsejo que Vd. cambie de abogado'». A lo que la magistrada le contestó: «está grabado». El investigado insistió con que «ahí pasaron más cosas. Un procedimiento que ya estaba prácticamente acabado [...], en el testimonio de las actuaciones no está contemplado todo lo que allí pasó». Añadió que «el letrado de la Administración de Justicia va y me quita los autos y no me deja sacar copias, esto también pasó» y que «la Policía Judicial no me dejó entrevistarme con mi cliente que se lo dije, todo eso pasó allí». Por último, declaró que dudaba «mucho que mi cliente de hace muchísimos años […] renuncie a mí, algo pasó allí, cuando usted me echó fuera de la sala», expuso Rachid Mohamed en su escrito.

Sin grabación

Por último, en lo referente a la falta de grabación de la comparecencia del Mediador cuando fue detenido, expuso esta parte que «nos permite, al menos, cuestionarnos que el consentimiento del detenido y su declaración se haya prestado con todas las garantías». Por eso, sostiene a la Audiencia Provincial que «se hace necesario que se esclarezca, a juicio de esta defensa, las condiciones y la forma en que se prestó ese consentimiento para asumir la responsabilidad de tan graves delitos».

Unos recursos que podrían variar el rumbo de este caso Mediador que sacudió el universo político del país.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios