Borrar
Lorenzo Olarte, en su casa, en una imagen de 2014, con motivo de la muerte de Adolfo Suárez. Arcadio Suárez

Muere Olarte, el político que inventó el centro canario

La política canaria está de luto. Lorenzo Olarte Cullen, expresidente de Canarias, falleció este viernes en la capital grancanaria a los 91 años | Lorenzo Olarte llevaba días ingresado en la Clínica Cajal, tras un notable empeoramiento de su estado de salud.

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 3 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Canarias pierde en poco tiempo a dos expresidentes. Tras haber fallecido Jerónimo Saavedra el 21 de noviembre de 2023, a última hora de este viernes le tocó decir adiós a Lorenzo Olarte, quien falleció a los 91 años. Con anterioridad, en octubre de 2010, murió Adán Martín.

La capilla ardiente para despedir a Olarte quedará instalada este sábado, a las 12.00 horas, en la sede de Presidencia del Gobierno, en la capital grancanaria Si bien, no abrirá al público hasta las 16.30 horas por deseo expreso de la familia.

El expresidente canario nació en Ponteareas (Pontevedra) el 8 de diciembre de 1932 y se sentía tan canario como gallego. De su Galicia natal quizás heredó un peculiar sentido del humor, con una socarronería que hacía que muchas veces fuese difícil saber lo que pensaba a ciencia cierta.

Al igual que su padre, encaminó su carrera profesional hacia el Derecho. Licenciado por la Universidad de Madrid en 1955, fue secretario de la Administración de Justicia. Abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Las Palmas, trabajó con Matías Vega Guerra, que fue clave en su ascenso político y también para que llegase a la presidencia de la Caja Insular de Ahorros de Gran Canaria, entre otros cargos.

Fue presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria entre el 30 de marzo de 1974 hasta julio de 1979 y de la Mancomunidad Interinsular de Cabildos de la Provincia de Las Palmas, así como procurador en Cortes desde 1974 hasta 1977. Su llegada al Cabildo coincidió con la Fernando Ortiz Wiot a la alcaldía de la capital grancanaria, dos políticos elegidos precisamente para ir articulando la transición a la democracia en Gran Canaria.

Ya con la política en las ventas, Olarte fundó junto a Fernando Bergasa Perdomo el partido Unión Canaria y fue elegido su presidente. En 1977 su partido se integró en la Unión de Centro Democrático y fue nombrado asesor del presidente del Gobierno Adolfo Suárez, cargo que ocupó hasta enero de 1979. De la mano de Suárez, fue presidente de la aerolínea pública Aviaco, ya desaparecida.

En su historial político cabe destaca también que fue diputado por Las Palmas en el Congreso (1979-1982, 1993-1995), diputado por Gran Canaria en el Parlamento de Canarias (1983-2003), vicepresidente y consejero de Presidencia del Gobierno de Canarias (1987-1988), presidente del Gobierno de Canarias (1988-1991), y vicepresidente y consejero de Turismo del Gobierno de Canarias (1995-1999).

De su mandato presidencial, que se inició tras fracasar la cuestión de confianza presentada por el entonces presidente Fernando Fernández, siempre recordaba el choque político con el Gobierno de Felipe González por la situación de Canarias en el marco de la progresiva homologación fiscal y arancelaria de España en Europa. Aquel desencuentro, que ocurrió en 1989, derivó en la advertencia de Madrid de aplicar en las islas el artículo 155 de la Constitución, como sucedió años después en Cataluña. La propia vicepresidenta del Gobierno de Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, lo recordó expresamente.

Lorenzo Olarte fue así una figura clave en una Canarias que pasaba de la dictadura franquista a la democracia y que empezaba a asumir, e incluso a entender, el alcance de ser una autonomía con un elevado techo competencial. Fue la época en que cada isla tenía unos pocos referentes políticos y él lo era en Gran Canaria, junto a José Miguel Bravo de Laguna en el sector conservador, Jerónimo Saavedra en las filas del PSOE y José Carlos Mauricio en la izquierda de los socialistas.

En Tenerife sobresalían los nombres de Manuel Hermoso y Adán Martín, abanderados de un insularismo que después dio paso al nacionalismo; en Lanzarote destacaban Dimas Martín y José María Espino; en Fuerteventura, Miguel Cabrera e Ildefonso Chacón; en El Hierro los hermanos Padrón; en La Palma Antonio Castro y en La Gomera ya entonces la política empezaba a pasar por las manos de Casimiro Curbelo, cabeza visible de los socialistas en esa época.

En 1999 Lorenzo Olarte batalló por ser de nuevo candidato a la Presidencia pero una pinza entre la Agrupación Tinerfeña de Independientes y José Carlos Mauricio le cerraba el paso. Fue entonces cuando Olarte tiró de su habilidad para salir de los atolladeros e improvisó una candidatura que cuajó: la de Román Rodríguez.

Noticia relacionada

A comienzos de este siglo, tras una experiencia fallida en el Centro Canario Nacionalista de los González Santiago, anunció su retirada, si bien volvió a intentar reinventarse en la política con varias marcas de corto recorrido.

El nacimiento de la ULPGC

Olarte vivió en primera persona todo el proceso de creación de la actual Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Cuando la ULPGC cumplió 25 años, Olarte recordaba que «el principio de esta historia se remonta a 1975, cuando era presidente del Cabildo y, antes de irme con Adolfo Suárez a Moncloa, tomé la decisión de comprar los terrenos del campus».

La gran jugada, según Olarte, fue «el pacto que hice con Adolfo Suárez para que aprobase la creación de la Universidad Politécnica y los tinerfeños no repararon que allí estaba la trampa. Pronto planteamos una universidad completa y no sólo politécnica».

Lorenzo Olarte se casó en 1963 con la tinerfeña María de las Nieves Lecuona y Ribot, nacida en La Laguna en 1942. Tuvieron ocho hijos.

Con motivo de su fallecimiento, el actual presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha suspendido su agenda prevista para este mismo sábado.

CANARIAS7 traslada sus condolencias a familiares y seres queridos, en especial a su viuda y sus hijos, por tan dolorosa pérdida.

Descanse en paz.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios