Mostrador de carnicería. / J.L.C.

El consumo de carne fresca local bajó durante 2021 por la gran caída de porcino y vacuno

El registro del pasado año en e Matadero Insular es el segundo más bajo de todo el siglo

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

Los consumidores lanzaroteños dieron cuentan en 2021 de más de 321 toneladas de carne fresca local, según balance del Matadero Insular recogido por el Centro de Datos del Cabildo. Fue el segundo peor registro de todo el siglo, en especial por la caída en la demanda porcina y vacuno.

Se consumieron casi 212 toneladas de porcino, con el sacrificio de justo 2.480 animales adultos y 728 lechones, siendo, una vez más, la carne más solicitad.

De vacuno se llegó a cerca de 30 toneladas, con sacrificio de 108 cabezas; mientras que de ovino constan cerca de 10 toneladas, con el sacrificio de 384 animales adultos y 374 corderos.

Se subió en caprino y carne de conejo. En el primer apartado se quedó a poco de 70 toneladas, con sacrificio de 2.129 ejemplares adultos de 4.001 cabritos; y en el segundo casi se llegó a 0,4 toneladas, con 213 sacrificios.

Para comparar, en 2020 el consumo total, menor al de 2019, fue de 356 toneladas de carne local.