Espacio que esta misma semana acogerá la nueva operativa de Fred. Olsen. / S.B.

La ampliación del puerto de Playa Blanca está a falta de remates de rango menor

Los nuevos puntos de atraque de barcos de viajeros deben permitir la conclusión de la zona deportiva y pesquera. La terminal está casi lista

JOSÉ R. SÁNCHEZ Playa Blanca.

La ampliación del muelle de Playa Blanca está hecha en más del 95%, según quedó patente este martes en la visita del consejero regional de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, que sirvió para recepcionar los puntos de atraque para barcos de viajeros, a cubrir por las dos navieras que unen a Lanzarote con Fuerteventura y con hueco también, a expensas de ver cómo se solventa el conflicto político existente, para dar cabida a cruceros o barcos procedentes de otros puntos de Canarias ajenos al eje oriental.

El estreno de los nuevos espacios, en el marco de una superficie de 90.000 metros cuadrados de mejora, se prevé muy a corto plazo por las navieras. Fred. Olsen contempla hacerlo esta misma semana, incluso este mismo miércoles; mientras que Armas está a expensas de algunos ajustes a nivel propios, con vistas a que durante octubre sea real el cambio de punto de operaciones.

La mudanza será crucial, se valoró en la visita de autoridades al lugar, para acabar el 5% que resta de las obras. Una vez queden liberados los espacios que han empleado las navieras en los últimos años, de inmediato se procederá al remate de la zona deportiva y pesquera, para ganar 150 atraques. Además, en el trimestre final del año se deberá completar la nueva terminal.

Así las cosas, indicó Franquis en compañía de la presidenta insular, María Dolores Corujo; y del alcalde de Yaiza, Óscar Noda; la ejecución de las obras será completa, con un presupuesto de más de casi 40 millones de euros, entre diciembre y enero de 2022.

Con los cambios, valoró el consejero, el muelle de Playa Blanca «será más seguro, porque los ferris quedarán físicamente separados de la marina pesquera y deportiva, evitando así cualquier posibilidad de accidente y permitiendo maniobras más rápidas de atraque y desatraque».

«Consenso» pide Franquis sobre los cruceros

En cuanto a usos futuros, el alcalde de Yaiza, Óscar Noda, sobre el terreno ayer insistió en que el nuevo muelle de Playa Blanca sea «complementario» a las instalaciones portuarias de Arrecife para dar cabida a cruceros. La presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, había dicho previamente que en el diseño del recinto «no se apostó por el atraque de cruceros», matizando que si acaso podría darse el visto bueno en casos puntuales, cuando no se dieran dificultades para el atraque de los barcos turísticos en Los Mármoles. El consejero Sebastián Franquis fue esquivo al tiempo de dar y quitar razones, limitando su parecer sobre la cuestión a que debe darse «consenso» entre las partes, el que ahora no existe.

La Graciosa, Órzola

En materia portuaria, por otro lado, Franquis matizó, a pregunta de CANARIAS7, que el Ejecutivo planea inversiones en 2022 de relevancia en los muelles de Órzola y Caleta de Sebo, si bien sin marcar cantidades fijas. En ambos casos, se trabajará en función de consultas con profesionales de ambos espacios y a expensas de encuentros con representantes de Haría y Teguise.