Viajeros en Playa Blanca. / CARRASCO

La ampliación del muelle de Playa Blanca está ejecutada en más del 85%

Las cuatro instalaciones portuarias dependientes del Ejecutivo canario registraron en el pasado año la presencia de casi 1,23 millones de viajeros

JOSÉ R. SÁNCHEZ Yaiza.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, con Sebastián Franquis al frente, ya ha podido certificar más del 85% del desembolso para la ampliación del muelle de Playa Blanca. Según fuentes oficiales consultadas por este periódico, constan actuaciones en firme por algo más de 33,59 millones de euros.

La iniciativa, que se viene ejecutando desde que se firmara el acta de replanteo en junio de 2017, «va a buen ritmo», de manera que «esperamos finalizar la obra en plazo», en noviembre.

Entre 2017 y 2018 se efectuó la canalización del barranco de Punta Limones, mientras que en 2019 se colocaron los 16 cajones del nuevo dique; quedando para 2020 y 2021 los rellenos y las actaciones a nivel interior, incluido el remate del espaldón.

El proyecto contempla la realización de una dársena exterior al recinto actual con capacidad para los dos barcos de viajeros que operan en el mismo y, eventualmente, para un crucero medio, dejando la dársena interior para uso deportivo y pesquero.

Obras en Órzola, casi listas

En materia de adecuación de infraestructuras portuarias, ya están acabadas las reformas iniciadas en Órzola en el tramo fnal del pasado año. Por la vía de urgencia, con casi 332.000 euros de presupuesto, se ha procedido a la reconstrucción del cantil.

La iniciativa está lista para en trar este mismo mes en servicio, según las fuentes oficiales consultadas, en cuanto se concrete la consolidación de la plataforma.

En materia marítima cabe añadir que los puertos bajo la competencia directa del Gobierno regional sumaron casi 1,23 millones de viajeros en 2020. O sea, más o menos la mitad de lo común en ejercicios precedentes, consecuencia lógica de las restricciones por la pandemia y la reducción notable de turistas padecida de marzo en adelante.

Repitió liderazgo el muelle de Playa Blanca, con más de 560.000 viajeros, con cerca de 207.000 vehículos, merced a la operatvia de las dos navieras que unen a la isla de modo cotidiano con Fuerteventura. Caleta de Sebo anotó más 330.800 y Órzola casi llegó a 313.500, fruto de las uniones habituales entre La Graciosa y Lanzarote; explicándose la diferencia en que el recinto graciosero sirvió como punto de salida y llegadade excursiones turísticas. El cuarto muelle canario en relevancia, el de Puerto del Carmen, se conformó con anotar el pasad año poco más de 19.000 usuarios, según cuentas cargo del Centro de Datos del Cabildo.

Para incentivar buena parte de la movilidad registrada, el Ejecutivo regional abonó 176.130 euros a las navieras que hacen movimientos regulares en los muelles bajo responsabilidad del Ejecutivo. El pago se hizo en concepto de bonificación del 25% de la subvención para residentes canario, siendo aportado el 50% restante por el Estado, por los viajes interinsulares correspondientes al cuarto trimestre, tras presentar las navieras la documentación requerida para tener las ayudas.