Borrar
200 personas no tienen techo en Arrecife

200 personas no tienen techo en Arrecife

Al menos 200 personas siguen en Arrecife con alto riesgo de exclusión social, al carecer de techo fijo y sufrir carencias económicas y emocionales severas, según responsables de la representación insular de la Fundación Flora Acoge. La estimación se fundamenta en el número de usuarios que la entidad dio en 2017 a personas sin recursos (195 usuarios del comedor junto al Charco de San Ginés y 57 de la casa de acogida en Altavista).

Jueves, 1 de enero 1970

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tan alta cifra de personas sin hogar siguen haciendo muy necesaria la creación de al menos un albergue de bajo umbral, valoró ayer el presidente insular de Flora Acoge, Eduardo Barreto. «Hace falta una casa de acogida», incidió en referencia al albergue, «y también afrontar la creación de viviendas de tipo tutelado». Para ambos aspectos, Flora Acoge considera que deben implicarse las administraciones, con suelo, inmuebles y mantenimiento de servicios.

En espera de respuesta, la entidad sigue implicada este año en ayudar a personas desfavorecidas, con el comedor capacitado para dar 50 servicios por día, que muchas son más; y con 17 camas en la casa de acogida. Además, con varios profesionales especializados, los usuarios de los servicios suelen recibir ayuda psicológica y social. Está por ver qué presupuesto se empleará en 2018, si bien se espera parejo al de 2017, que rondó los 230.000 euros.

Del total del pasado ejercicio, 85.000 euros se aportaron por el Cabildo, 60.000 por el Ayuntamiento de Arrecife y 30.000 por el Gobierno de Canarias. El restante, casi 54.700 euros, salió de fondos propios. Este año, además, se espera que pueda haber implicación de otros ayuntamientos al margen del capitalino.

En la presentación hecha ayer por Flora Acoge quedó claro que el perfil de las personas necesitadas de ayuda es similar al de años previos. La mayor parte de los afectados son hombres de mediana edad, sin ingresos regulares, escasos recursos económicos, sin familia en la mayor parte de los casos y con dificultad para contar con un empleo fijo. Y con la particularidad de que la incidencia de las drogas y similares es menor en este década que en la pasada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios