Tres turistas siguen la actividad del volcán palmero desde un mirador en Tazacorte. / efE

El Gobierno destina 63 millones a un plan especial de empleo en La Palma

Las empresas podrán percibir ayudas para la reconstrucción o la restauración de sus actividades económicas

EFE Madrid

El Gobierno destinará 63 millones de euros al desarrollo de un Plan Extraordinario de Empleo y Formación para hacer frente a las consecuencias de la erupción volcánica de la isla de La Palma.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el acuerdo por el que se autoriza al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) a la concesión de una subvención de esas cantidad con cargo al presupuesto del Organismo, según la información facilitada por el Gobierno.

Los objetivos del Plan se van a concretar a través del Servicio Canario de Empleo con actuaciones que permitan reforzar la orientación profesional en las zonas afectadas tanto a las empresas como a las personas trabajadoras «mediante acciones y medidas de información, acompañamiento, orientación y asesoramiento, incluyendo el apoyo psicológico, que sea necesario, a través de una unidad de Atención Sociolaboral».

También pretende apoyar y asesorar en la reorientación de las actividades empresariales más afectadas y desarrollar acciones para mantener los puestos de trabajo de sectores o colectivos específicos más afectados por la situación de emergencia.

Asimismo se desarrollarán planes que permitan adquirir formación y experiencia profesional dirigidas a la recuperación de los entornos afectados, actuaciones que permitan la recualificación de las personas afectadas para que puedan dirigir su carrera laboral hacia nuevas actividades económicas.

El Plan también prevé fomentar actividades de formación para personas acogidas a un ERTE o que estén dentro de un ERE como consecuencia de la erupción volcánica.

Las empresas podrán percibir ayudas para la reconstrucción o la restauración de sus actividades económicas para reorientar o mejorar su vía de negocio o para avanzar en la modernización, digitalización, redireccionamiento de sus actividades a la economía circular, transición ecológica u otras oportunidades.

El plan también hará posible materializar inversiones en infraestructuras y equipamientos de las zonas afectadas por la catástrofe, señala el Ejecutivo.