Borrar
Foto de archivo del geoquímico del Involcan, Pedro Hernández, preparando un sensor de gases en Puerto Naos. Cober
La Palma

Buenas noticias para Puerto Naos: vecinos de 139 viviendas regresarán a sus casas

El próximo lunes podrán volver a sus casas los residentes de las calles Maresía, Atardecer, Lajones, Gabriel Lorenzo Calero, Francisco Rodríguez Betancourt y Costa Gris

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 14 de diciembre 2023, 16:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vecinos de hasta 139 viviendas en la zona verde de Puerto Naos, en la costa de Los Llanos de Aridane, La Palma, podrán volver a sus casas después de más de dos años desde que fueron evacuados por la presencia de altas concentraciones de CO2, como consecuencia de la erupción del volcán Tajogaite en septiembre de 2021.

Así lo ha anunciado este jueves el presidente del Cabildo de La Palma, Sergio Rodríguez, en un acto en el que Rodríguez estuvo acompañado por el alcalde de Los Llanos de Aridane, Javier Llamas; el vicepresidente insular, Juan Ramón Felipe; la consejera de Emergencias, Susa Armas, y los responsables técnicos, Francisco Prieto y Rafael Garcia, se refirió a que se trata de «una buena noticia que llevamos esperando durante muchos meses»

El presidente recalcó que se trata de un trabajo que comenzó el grupo de gobierno anterior y que da sus primeros pasos en forma de apertura parcial de una zona de Puerto Naos, conocida como zona verde, que recoge las calles de Maresía, Atardecer y Lajones de forma total. Mientras que Gabriel Lorenzo Calero, Francisco Rodríguez Bethencourt y Costa Gris serán abiertas de forma parcial.

Dos años de espera

Serán en total 139 las viviendas accesibles, que deben cumplir tres requisitos mínimos, estipulándose en el protocolo que deberán contar con mediciones contínuas de los sensores incluidos en el proyecto Alerta CO2; tener instalada en sus dispositivos móviles la aplicación del Cabildo de La Palma para recibir la información pertinente, y firmar la autorización de monitorización y seguimiento de la red de sensores, así como permitir el uso de los datos para fines científicos de la propia emergencia.

Este proceso, que se iniciará a partir del lunes 18 de diciembre, previa información del grupo de emergencias relativo, lo que permite abrir la posibilidad a estos vecinos, que si lo desean y cumplen con los requisitos, podrán regresar inmediatamente.

Noticia relacionada

Además, este proceso supone un cambio en la política de accesos y los código QR, ya que las personas dispondrán ahora de un permiso por seis meses, el doble de tiempo, avanzando de esa manera en el proceso de desescalada en función de la seguridad de la zona.

El presidente también aclaró que estos accesos solo son actualmente para viviendas. No permitiéndose acceso a zonas bajas, garajes y ascensores. Tampoco se permitirá accesos a zonas no contempladas en este perímetro.

En este sentido, Sergio Rodríguez explicó que en esta primera fase no se incluye la reapertura de los establecimientos comerciales, pero ya se trabaja en el protocolo que permitirá las mediciones de gases establecidas por protocolos que garanticen la seguridad de los trabajadores.

la Bombilla sigue en espera

Sergio Rodríguez puso en valor el «trabajo distinto que estamos haciendo para dar respuesta a la situación», y recordó que «en el caso de La Bombilla es diferente». Allí se siguen implementando medidores con un orden norte a sur, ya que los datos ofrecidos dan resultados muy distintos a los de la zona ya abierta en Puerto Naos. La previsión es que completando los 1.400 medidores instalados en estos espacios, se pueda seguir avanzando en el futuro.

Además, recalcó en varias ocasiones que se trabaja «la seguridad por delante para permitir actuar de la misma manera en otros puntos», ya que este «no es un trabajo terminado«. Entra en otra fase que requiere trabajo añadido de vigilancia, seguimiento y control por los servicios de emergencia, con un personal actuando en la zona.

El presidente explicó que ya se cuenta con una central de alarma que ofrece la posibilidad de tener un aviso automático para quienes tengan la aplicación del Cabildo reciban cualquier tipo de comunicación a través de este canal, así como mediante la megafonía instalada en la zona y el personal que trabaja en la emergencia.

«Llevamos meses midiendo estas zonas y contamos con un histórico que nos tranquiliza pero debemos cubrir todas las necesidades que se puedan dar», señaló.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios