c7

Bruselas adelanta 5,4 millones para ayudar a La Palma a cubrir las medidas de emergencia por la erupción

El objetivo es ayudar a las autoridades a restaurar las infraestructuras esenciales en la isla, como las eléctricas, de transporte o de agua, pero también para cubrir los costes de alojamiento temporal de los desplazados

EUROPA PRESS

La Comisión Europea ha anunciado este martes el pago adelantado de 5,4 millones de euros del Fondo de Solidaridad para cubrir parte de los costes de las medidas de emergencia que se tomaron en la isla de La Palma para hacer frente a los daños causados por la erupción del volcán del pasado año, a la espera de concluir el examen sobre las necesidades totales.

«Los daños causados por el volcán agravaron los efectos negativos de la crisis del coronavirus, que ya afectó especialmente a las regiones ultraperiféricas como es el caso de las islas Canarias», ha declarado la comisaria de Cohesión, Elisa Ferreira, en un comunicado difundido para informar de la decisión.

Se trata de un anticipo mientras Bruselas termina de examinar la petición de ayuda presentada por España y evalúa las necesidades, tras lo cual el Ejecutivo comunitario propondrá una cantidad mayor que necesitará el visto bueno formal del Consejo y del Parlamento Europeo antes de que el pago se desbloquee, según han indicado fuentes comunitarias a Europa Press.

El objetivo es ayudar a las autoridades a restaurar las infraestructuras esenciales en la isla, como las eléctricas, de transporte o de agua, pero también para cubrir los costes de alojamiento temporal de los desplazados por la erupción y para limpiar las zonas afectadas.

En su petición de ayuda a la Unión Europea presentada el pasado 3 de diciembre, las autoridades españolas estimaron los daños totales directos en 862,7 millones de euros. Las reglas del fondo permiten a Bruselas conceder un anticipo si hay recursos disponibles y si éste no supera el 25% del importe total previsto de la contribución.

La isla de La Palma sufrió las erupciones del volcán en Cumbre Vieja desde el 19 de septiembre hasta el 15 de diciembre de 2021, dejando graves daños en una superficie de 1.200 hectárea que incluía zona habitada, tierras agrícola e infraestructuras.