c7

Los afectados por el volcán podrán edificar en cualquier municipio de La Palma

La construcción podrá legitimarse con independencia de las determinaciones aplicables a dicha parcela en la ordenación general de los recursos naturales y del territorio y en la ordenación urbanística, se indica en el decreto

EFE Santa Cruz de La Palma

El Parlamento de Canarias ha aprobado este miércoles que los afectados por el volcán de Cumbre Vieja podrán edificar su vivienda en terrenos situados en cualquiera de los 14 municipios de La Palma, siempre que fueran sus titulares antes del 19 de septiembre de 2021, cuando comenzó la erupción.

Esta es la principal disposición de una modificación al decreto de adoptan medidas urgentes en materia urbanística y económica para la construcción o reconstrucción de viviendas habituales afectadas por la erupción volcánica en La Palma y que ha sido convalidada por la Cámara regional , con la única abstención de la diputada del grupo Mixto Vidina Espino.

De esta manera se corrige lo dispuesto en el anterior decreto en cuanto al ámbito territorial de actuación, que a partir de ahora será aplicable a la totalidad de los municipios de la isla, y se indica que la reconstrucción de viviendas podrá ejecutarse en la misma parcela en la que se ubiquen, si resulta materialmente posible.

La construcción de nueva vivienda en sustitución de las destruidas podrá realizarse en cualquier parcela respecto de la que los afectados acrediten ser titulares de cualquier derecho subjetivo suficiente y que esté clasificada como suelo urbano o suelo rústico de asentamiento en el ámbito territorial de esta norma, añade.

Al respecto, en el decreto se alude a terrenos ubicados en Tazacorte, Los Llanos y El Paso pero también a los situados en el resto de municipios de la isla de La Palma sobre la que demuestren ser titular de cualquier derecho subjetivo suficiente con anterioridad al 19 de septiembre de 2021.

En caso de que las personas afectadas no tengan ningún derecho de titularidad del dominio o derecho suficiente sobre la parcela correspondiente, o acrediten la imposibilidad o inviabilidad de ejecutar las viviendas en parcelas clasificadas y categorizadas según lo dispuesto en el decreto, se podrán implantar en suelo rústico común, de protección agraria y de protección paisajística.

La construcción podrá legitimarse con independencia de las determinaciones aplicables a dicha parcela en la ordenación general de los recursos naturales y del territorio y en la ordenación urbanística, se indica en el decreto.

También precisa que en caso de que la parcela se ubique en suelo rústico común, suelo rústico de protección agraria o suelo rústico de protección paisajística, la reconstrucción se realizará en la zona menos fértil de la misma.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanosteende, ha expuesto que con esta modificación se cumple el objetivo de que los afectados puedan edificar fuera del valle de Aridane, cuyo suelo es limitado y donde las tensiones entre la oferta y la demanda han derivado en un elevado aumento de los precios y una especulación a la que ahora se trata de contener.

La diputada del grupo Mixto Vidina Espino ha considerado que aunque el decreto corrige el anterior texto en este ámbito, contiene una limitación «importante» al autorizar la construcción fuera de su municipio a personas que sean titulares de parcela en otras localidades, lo que en su opinión «no es lo que están pidiendo los palmeros».

Ricardo Fernández de la Puente, del grupo Mixto por Ciudadanos, ha objetado que por el contrario bastantes piedras encuentran ya los palmeros como para poner más en su camino, por lo que ha apoyado la convalidación de dicha modificación para que la isla recobre cuanto antes su normalidad.

Por Agrupación Socialista Gomera Jesús Ramos ha afirmado que lo importante es tomar medidas acertadas, por lo que habrá más decretos en este ámbito, y Francisco Déniz, de Sí Podemos Canarias, ha considerado que el Gobierno canario, al modificar el ámbito territorial de edificación, «ha trabajado, ha razonado y actuado con celeridad y raciocinio» en un acto de justicia «que va a mitigar un poquito la especulación».

Esther González, de Nueva Canarias, ha indicado que la nueva modificación surge del compromiso y del consenso con todas las administraciones implicadas y da respuesta a la globalidad de los grupos parlamentarios, y no sólo de la oposición.

Por el grupo Popular Jacob Quadri ha subrayado que está con el Gobierno en el proceso de reconstrucción de La Palma porque la unión es la mejor forma de reparar los daños del volcán, al tiempo que ha elogiado que ahora se habla de reconstruir la vivienda habitual, no la vivienda «única», con lo que se abre el abanico del número de afectados que puedan edificar su nueva casa.

Para Nieves Lady Barreto, del grupo Nacionalista Canario, el decreto se queda «algo cojo» porque a su juicio podría beneficiar a más inmuebles que a las 573 viviendas habituales afectadas por la erupción.

La socialista Matilde Fleitas ha argumentado que el Gobierno canario ha vuelto a dar respuesta a los palmeros porque «una catástrofe sin precedentes necesita soluciones sin precedentes» y el hecho de permitir edificar en cualquiera de los 14 municipios de la isla «alejará» la especulación «escandalosa» que se registra en el valle de Aridane.