Algunos de los grabados rupestres que forman parte del yacimiento de la Mesa del Salinero, en San Bartolomé de Tirajana. / C7

Valbuena recuerda a Morales que también el Cabildo puso objeciones a la huerta solar

El consejero regional defiende el compromiso de sus técnicos con la transición energética. «Son los mismos que avalaron el Salto de Chira»

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, recordó este viernes a Antonio Morales, presidente del Cabildo, que también al menos tres departamentos de la institución grancanaria pusieron objeciones a la huerta solar que promueve el Consejo Insular de la Energía, organismo que depende del Cabildo, en un antiguo vaso sellado y restaurado del Ecoparque Sur, en Juan Grande (San Bartolomé de Tirajana).

Valbuena salió así al paso de unas declaraciones de Morales en las que aseguraba advertir un creciente «neonegacionismo en sectores conservacionistas y también en técnicos de la administración» respecto a la necesidad de apostar por la implantación de las energías renovables de cara a la lucha contra el cambio climático.

De entrada, el consejero mostró su «sorpresa» por las reacciones que suscitó en el Cabildo la decisión técnica del Gobierno regional de que la declaración de impacto ambiental de ese parque fotovoltaico pase de tener una tramitación simplificada a otra ordinaria. «Es que no se deniega la instalación, sino que optamos por un trámite más sosegado para completar y estudiar mejor la información de que disponemos». Dicho eso, repara en que el proyecto no solo mereció ciertas observaciones por parte de los técnicos del Servicio regional de Biodiversidad, sino también, e incluso, de hasta tres departamentos pertenecientes al propio Cabildo, como son el Área de Patrimonio Cultural por las posibles afecciones al yacimiento de la Mesa del Salinero, el Área de Planeamiento y el Servicio Técnico de Ordenación de Suelo Rústico y Espacios Naturales Protegidos. «Es más, Patrimonio Cultural llega a informar desfavorable el proyecto».

Además, añadió que las observaciones hechas por los profesionales de su consejería a esta huerta solar son similares a las que comunicaron respecto a otros proyectos promovidos en la misma zona por el sector privado. «No podemos aplicar un rasero distinto si es público», advirtió.

Valbuena hizo este viernes un llamamiento a la tranquilidad y subrayó que a estas alturas «no se puede dudar del compromiso de los técnicos y del Gobierno de Canarias por la transición energética. «Son los mismos técnicos que avalaron el Salto de Chira», recordó. Y respecto a las dudas suscitadas por algunas aseveraciones realizadas en el informe, como la posible afección por quemaduras de los paneles solares a las aves, explicó que todo eso se estudiará mejor en la declaración de impacto.