Lucas Bravo de Laguna. / c7

UxGC propone bonificar hasta el 100% el transporte en guaguas públicas

Lucas Bravo de Laguna y Enrique Hernández Bento, han señalado que ampliar la bonificación existente es una oportunidad única para realzar el uso de este transporte

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El presidente de Unidos por Gran Canaria, Lucas Bravo de Laguna, ha anunciado que su partido propondrá completar hasta el 100% la bonificación de los diferentes servicios públicos de guaguas que existen en la isla, tanto en el transporte interurbano, operado por Global, como los servicios municipales de Las Palmas de Gran Canaria, Telde, Santa Lucía de Tirajana y cualquier otro municipio que implante el transporte público.

La medida tendría la misma vigencia que la bonificación del Gobierno Central, cuya negativa a que se bonifique la totalidad del precio de las guaguas es, para Unidos por Gran Canaria, una falta de consideración a las especiales circunstancias inherentes a las Islas Canarias, no así a Mallorca, que cuenta con una bonificación del 100% del tren, que, por otro lado, e incomprensiblemente, sigue sin arrancar en Gran Canaria.

Sobre la iniciativa también se ha pronunciado Enrique Hernández Bento, candidato la alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria por Unidos por Gran Canaria, quien ha señalado que, dado que el gobierno municipal lleva varios años acumulando un superávit anual de más de 50 millones de euros y se resiste a bajar los tributos municipales, debe aprovechar la situación para ofrecer un servicio gratuito de Guaguas

Municipales a los ciudadanos de la capital grancanaria, y que espera que se sumen el resto de municipios que ofrezcan este servicio, como es el caso de Telde y Santa Lucía de Tirajana, añadiendo un 50% de bonificación al 50% establecido por el Gobierno de España. En todo caso, ya sea mediante el uso de la tarjeta de transporte o sin ella, el pasajero tendría su ticket físico a coste 0, lo que le permitiría la cobertura del Seguro Obligatorio de Viajeros, en caso de accidente.

Para Hernández Bento, si la medida sale adelante, y se complementa con la mejora de los servicios y la ampliación de itinerarios y horarios, estaremos ante una oportunidad única para concienciar a los ciudadanos de la idoneidad del uso del servicio público de transportes, consiguiendo mermar considerablemente los efectos de los graves problemas de movilidad que sufrimos, tanto en la ciudad como en el resto de la isla, especialmente, en la GC1.

Para llevar a cabo la medida, Lucas Bravo de Laguna insiste en la necesidad de que haya implicación de las tres instituciones, Gobierno de Canarias, Cabildo y ayuntamientos, insistiendo en que las cuentas del Gobierno Regional, el Cabildo y muchos ayuntamientos gozan de una salud que no va acorde con la de la ciudadanía, y recordando la máxima que siempre ha defendido su partido, «que el dinero siempre estará mejor en el bolsillo del ciudadano que en las cuentas bancarias de la Administración».

En las últimas semanas hemos escuchado todo tipo de quejas de los políticos canarios ante la negativa de Pedro Sánchez a bonificar el 100% del transporte en Canarias, y, como ya hemos dicho, nos sumamos a esa queja, afirmó Bravo de Laguna, pero nuestros gobernantes no pueden vivir en el lamento, hay que aportar soluciones, y más cuando tienen posibilidades de asumir esas reivindicaciones. Es incongruente que el Gobierno de Canarias, Cabildos y ayuntamientos con cuentas rebosantes, protesten al Gobierno Central y ellos pequen de lo mismo, en lugar de asumir ese 50% restante.

La propuesta es, sin duda, positiva en muchísimos aspectos, por un lado, amortiguará el efecto que la desmedida subida de los precios está ocasionando en la economía de las familias, por otra parte, como señaló Hernández Bento, mejorará la movilidad, y, finalmente, contribuirá a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, con lo que se contribuirá a que la vida sea más agradable en nuestra isla.

Finalmente, Lucas Bravo de Laguna, ha recalcado que en la vida se dan circunstancias que ayudan a instaurar nuevos hábitos sociales, y que este puede ser el espaldarazo que la sociedad necesita para acostumbrarse a utilizar el servicio público de transporte, porque no se puede pedir a los ciudadanos que dejen el coche en casa sin darles alternativas atractivas.