Un vecino ha decorado el balcón de su casa de tal manera que da la bienvenida a las fiestas de Las Nieves a todos los visitantes. / COBER

Lomo Magullo se engalana para la Traída del Agua más anhelada

Miles de personas se congregarán con sus cubos en el histórico pueblo para coronar las fiestas en honor a la Virgen de Las Nieves

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Ya está aquí por fin. El domingo regresa al histórico pueblo de medianías de Lomo Magullo una de las fiestas más populares y esperadas de todo el municipio: la Traída del Agua. Tras dos años de sufrimiento para todos los vecinos, en los que han tenido que lamentar pérdidas de seres queridos y vivir el sufrimiento en sus propias carnes por culpa de la covid19, mañana les aguarda una remojada jornada de júbilo y complicidad en el día más grande de todo el año para el barrio, con el que se coronará la celebración de las fiestas en honor a la Virgen de Las Nieves.

Las calles, engalanadas ya para la multitudinaria celebración, volverán a escuchar esa melodía que reza: «Agua, agüita, la gente está sequita». Unos festos que disfrutarán miles de personas desde las 12.00 horas, cuando se lance el volador anunciador, y que se sigue disfrutando a día de hoy gracias al patronato de fiestas El Naciente, organización vecinal que sacó adelante la fiesta en 2019 cuando estuvo a punto de desaparecer, con Salvador Santana al frente.

Se espera que entre 3.000 y 5.000 personas entren a Lomo Magullo cargados con cubos y con ganas de mojarse y refrescarse en lo que se espera que sea un típico día soleado de agosto. Pero los vecinos han sido quienes más han anhelado que llegue esta fecha. No solo por la fiesta, sino porque también significa que lo peor de la pandemia ha pasado, sobre todo en un poblado con mucha gente mayor.

Vecinos con muchas ganas

Además, los vecinos no solo quieren mojarse, hay a quien le gusta más empapar a los demás. Algunos, como Domingo Sánchez Navarro, llevan toda la semana preparando los depósitos de agua para que mañana nadie se lleve la ropa seca a casa. Domingo tiene llenos 16 bidones junto a la puerta de su finca. Estos enormes recipientes, más un aljibe, son donde este residente almacena los más de 7.000 litros de agua que disparará con sus pistolas a presión cuando la multitud se acerque a la calle de 'La Molinica'.

«Esta es una parada obligatoria desde hace más de diez años», exclama Domingo, quien lleva disfrutando de esta fiesta desde que era un crío. Él y su cuñado, Daniel Ramírez, se pondrán en lo alto del vallado del terreno para bañar a todo el que pase por delante. La Banda de Agaete irá poniendo el ritmo en el típico recorrido por todo el pueblo y parará delante de la casa de Domingo para que la marea de gente que vaya detrás pueda reír, cantar y bailar mientras son salpicados por los miles de litros que tiene preparados y que van a correr de su cuenta.

En esta edición será la primera vez que se vea la escultura 'Abrazando a la vida', un monumento en honor al 50 aniversario de la Traída del Agua que se inaugura este año debido a las inclemencias producidas por la covid.

Despliegue policial y sanitario

El Ayuntamiento desplegará un dispositivo de seguridad especial que velará por el óptimo transcurso de la Traída. El despliegue contará con la colaboración de decenas de agentes de la Policía Local, Nacional, Protección Civil, servicios sanitarios y el propio patronato de fiestas El Naciente.

Además, incluye una ambulancia de soporte vital básico y otra de soporte vital avanzado, que servirán de apoyo al equipo sanitario del consultorio local de Lomo Magullo, que permanecerá abierto con un médico y un enfermero de 10.00 a 18.00 horas.

Corte de carreteras

Inicialmente se prevé el corte de la carretera principal de acceso a Lomo Magullo desde las 10.00 horas, aunque esta medida será flexible dependiendo del volumen del tráfico. En todo caso, los residentes, los vehículos autorizados y el transporte público tendrán garantizado el paso.

Temas

Telde, Ocio