El gobierno paga en dos años casi 11 millones por sentencias

El Ayuntamiento de Telde se marcó deberes y los está cumpliendo. Así lo subraya la alcaldesa, Carmen Hernández, que este viernes hizo balance e informó de que en estos dos años de mandato el Consistorio ha abonado ya casi 11 millones de euros para saldar deudas derivadas de sentencias firmes, 8 de los cuales son por expropiaciones.

GAUMET FLORIDO | / TELDE

Hubo un tiempo, hace unos años, en que los juzgados, hartos de la indiferencia municipal a sus requerimientos, decidieron elevar el tono y casi no había semana en que no llegaba una providencia o similar con una amenaza entre sus líneas. O contesta o le multo, venían a decir. Primero apuntaron a los funcionarios de turno. Después levantaron la mirilla y empezaron a advertir a la presidencia. Es justo por eso por lo que ahora este gobierno quiere poner sobre la mesa que no solo durante su mandato se ha enmendado esa indolencia y se atiende como se debe a las peticiones de los juzgados, sino que el pacto ha sido capaz de adquirir compromisos y de cumplirlos.

Es lo que Carmen Hernández llama disciplina de pago. En 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) le dio el visto bueno a un calendario de abonos para saldar en un plazo de 8 años los 30 millones de euros que tenía acumulados en sentencias firmes por litigios de expropiaciones de suelo derivadas de mandatos anteriores. Telde se comprometía a ir reduciéndola a razón de 4 millones al año, y eso después de demostrarle que era esa cantidad y no otra la que podía asumir anualmente sin que se perjudicaran los servicios públicos y obligatorios que la institución ha de prestar a los ciudadanos. Dos años lleva con ese plan y dos años lleva cumpliéndolo, destacó la alcaldesa, que hace recuento y cifra en 8 los millones ya pagados solo para expropiaciones de parcelas. Y a esos 8 hay que sumarles casi tres millones más que se han destinado a cumplir también con fallos judiciales firmes pero por otro tipo de deudas, desde casos de responsabilidad patrimonial a facturas de proveedores.

10 millones a proveedores. El problema es que a la ciudad aún le queda deuda por pagar, sobre todo con estos últimos, con proveedores. Calcula Hernández que lo que está pendiente por este capítulo supera los 10 millones de euros. Y el inconveniente está en que no tiene crédito para afrontar esa deuda. No al menos este año ni de golpe. Así las cosas, el pacto se ha propuesto repetir el modelo del plan de pago que ya le aceptó el TSJC para las expropiaciones.

Según explicó Hernández, ha encargado a los distintos departamentos municipales un censo exhaustivo de las deudas por sentencia firme que tienen pendientes. Dice que está casi finalizado y que las estructura según el año, la cantidad o el área a la que corresponde. Como la mayoría, salvo algún litigio laboral, tienen que ver con los seis juzgados de lo Contencioso de la capital, el Ayuntamiento ha contactado con el Decanato para que contemple la posibilidad de que vean esa deuda desde la globalidad y que estudie si cabe o no que les permita acogerse a un plan de pagos. Por lo pronto, ha instado a Telde a que presente una propuesta. Tesorería ya se ha puesto manos a la obra. Si se la aceptan, el Ayuntamiento se quitaría otra de sus losas y, de paso, inyectaría liquidez en un sector, el de las pymes y autónomos, necesitado de alegrías.

Con el nuevo presupuesto. Pero, en ese caso, ¿cómo podría pagarlo Telde? «Por la vía del aumento de los ingresos que ya se prevén para este ejercicio económico», explica la alcaldesa, de ahí que, avanzó, se está ultimando un borrador del presupuesto de 2017. Y ya advierte de que el 80% de esos nuevos ingresos irán destinados a afrontar este plan de pagos. Pero antes tendrá que amarrar los votos en el Pleno, por lo que en breve se sentará con la oposición.