Ana Hernández, Francisco García y Óscar Hernández, en medio de la planta fotovoltaica de la depuradora. / C7

El sureste emitirá 187 toneladas menos de CO2 gracias a 1.150 paneles

Las instalaciones que la mancomunidad colocará en cuatro de sus sedes supondrán un sensible ahorro al año en la factura de la luz

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Agüimes

La Mancomunidad del Sureste da un paso más en su apuesta por la sostenibilidad y la soberanía energética con la instalación de dos plantas fotovoltaicas para autoconsumo en los dos centros que han aportado más desarrollo económico y social a la comarca, la desaladora, en Pozo Izquierdo (Santa Lucía de Tirajana), y la depuradora, en el polígono industrial de Arinaga (Agüimes), y también en dos estaciones de bombeo.

El presidente del órgano intermunicipal y alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Francisco García, informó este miércoles de que la inversión ronda los 800.000 euros y que ha partido de fondos propios. Dijo que este fue un reto que se marcaron al principio del mandato y que, a día de hoy, empieza a ser una realidad. Una vez colocados en esos cuatro puntos los 1.150 paneles solares previstos, de 340 vatios de potencia cada uno, la mancomunidad evitará la emisión a la atmósfera de 187.000 kilos de dióxido de carbono al año.

Con las dos plantas principales de la depuradora y la desaladora y las otras dos huertas solares, más pequeñas, montadas en las instalaciones de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) de Las Rosas y en las de la Estación de Bombeo de Agua Potable (EBAP) de Ingenio, la Mancomunidad del Sureste será capaz de producir 596.000 kilowatios/hora más al año de energías limpias.

«Un hito importantísimo»

«Es un hito importantísimo para esta comarca, en la que seguiremos apostando por las energías renovables y nos mantenemos alineados en el marco del programa para la transición energética y ecológica para Canarias y en el del proyecto de Ecoisla que promueve el Cabildo», subrayó García, que compareció en la sala de prensa de la sede administrativa de la mancomunidad, junto a la depuradora.

Estuvo acompañado de la alcaldesa de Ingenio, Ana Hernández, y del regidor de Agüimes, Óscar Hernández, vicepresidentes primero y segundo, respectivamente, del órgano mancomunado.

Los trabajos de instalación de estas dos plantas fotovoltaicas aún no han concluido. Hay una primera fase ejecutada, que es la que está instalada dentro de la parcela donde se ubica la depuradora y que fue justo la que ayer visitaron los máximos responsables de los tres ayuntamientos que forman la Mancomunidad del Sureste.

Una primera fase ejecutada

Todos estos trabajos le fueron adjudicados a Aguas y Energía de Granada SL. La primera fase, la ejecutada en la depuradora, fue montada en un plazo de tres meses y contó con un presupuesto de 415.141 euros. Ahora quedaría por instalarse la segunda fase, en la desaladora, que conlleva una inversión similar.

Explican desde la mancomunidad que las huertas solares de las dos estaciones de bombeo fueron propuestas como mejora por la adjudicataria en la oferta con la que finalmente ganó el concurso convocado por la mancomunidad.

García explicó que la producción de estas plantas daría para abastecer a 1.700 viviendas con un consumo energético compatible con el bono social. Todo lo que produzcan, precisó, se usará para el autoconsumo de estas plantas. Si bien en términos de porcentaje el ahorro energético será mínimo, sí supondrá un considerable ahorro económico al año.