El barranco de San Miguel acoge una arboleda con 70 eucaliptos rojos. / C7

La senda de los eucaliptos rojos

El Cabildo habilita en Valsequillo un paseo forestal, de 480 metros lineales, que recorre la arboleda singular

CANARIAS7

El Cabildo de Gran Canaria, a través de su Consejería de Medio Ambiente, ha creado un sendero que discurre por la arboleda singular de eucaliptos rojos que se halla en el fondo del Barranco de San Miguel, en Valsequillo, y que permite realizar un recorrido por este conjunto de árboles que ha sido declarado de interés insular.

La consejera insular de Medio Ambiente, Inés Jiménez, visitó el conjunto de eucaliptos situados en el Barranco de San Miguel, junto al alcalde, Francisco Atta, y la concejala del área, Naira Hernández, y aseguró durante el recorrido que esta actuación permite «recuperar, proteger y respetar nuestros árboles singulares, poniendo en valor lo que significa este espacio original, único y excepcional, con unos árboles singulares centenarios que forman parte del catálogo insular de árboles singulares de Gran Canaria».

Esta arboleda está formada por alrededor de 70 eucaliptos rojos, que ocupan un amplio sector del fondo de barranco y se alzan desde la misma base con varios troncos gruesos de corteza blanquecina, que aparentan no haber sufrido podas significativas, lo que les confiere su principal singularidad. Además, sus copas sombrean esta zona de las medianías del Este de Gran Canaria, que es de enorme interés etnográfico y paisajístico.

La intervención, que se ejecutó entre el 21 de febrero al 18 de marzo de 2022, ha consistido en habilitar un paseo forestal por este fragmento de 'bosque australiano', ha estado dirigida por el equipo técnico de árboles singulares y palmerales silvestres de la Consejería y ejecutada por la Unidad Phoenix contratada a la empresa pública Gesplan.

En total, se han realizado 480 metros lineales de sendero, en una acción que se completará con la colocación de dos carteles informativos y cuyo coste ha sido de unos 9.000 euros.

Del conjunto de esos 70 árboles, los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente destacan como singulares por sus portes alrededor de 27, la mayoría de ellos con múltiples troncos, cuyos perímetros de base van de los 3 a los 14,7 metros, con perímetros de tronco a la altura de 1,30 que alcanzan los 10,7 metros y con hasta 32 metros de alto y diámetros de copa que oscilan entre los 16 y los 34 metros.

El alcalde, Francisco Atta, señaló que esta intervención mínima en el territorio «pone en valor esta arboleda que tenemos de eucaliptos en el municipio y está en consonancia con un elemento de equilibrio, de proteger y de conservar todo el entorno, y de visibilizar estos magníficos ejemplares que hay en Valsequillo».