Borrar
El centro de servicios para tripulaciones en el Puerto de La Luz, con una zona comercial de la mano de Spar, iba a abrir en enero. Juan Carlos Alonso

Grupo Newport: una querella y varios proyectos en 'veremos'

Grupo Newport ·

El pasado año anunció que en enero de este 2024 estaría operativo el Crew Center del Puerto; también inició los contactos para la línea con Tarfaya, envuelta en polémica, y sigue sin fecha la apertura de una clínica médica

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 8 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El día 28, el empresario José Antonio Newport tiene cita, en calidad de investigado, en el Juzgado de Instrucción número 4 de la capital majorera, tras la admisión a trámite de una querella presentada por las mercantiles Volcano y Alquimia, socios suyos en la empresa que promovió en su día la construcción de unos platós audiovisuales en Fuerteventura.

Esa acción judicial, en la que se le atribuyen tres delitos y un perjuicio cifrado en al menos diez millones de euros, supone un traspiés para un empresario que ha construido un grupo en torno a su apellido y que en los últimos años ha entrado en las directivas de la Confederación Canaria de Empresarios, la Cámara de Comercio y el Consejo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Además, la empresa Dreamland, con Newport al frente, apareció como patrocinador del Gran Canaria de Baloncesto, una operación también bajo la lupa judicial en esa querella.

Con el negocio de formación y el inmobiliario como sus principales actividades, el grupo Newport se ha embarcado también en otras iniciativas sujetas a dudas sobre su finalización. En ese sentido, sobresalen tres que tienen como denominador común que no acaban de arrancar: el recinto de servicios para atender a tripulaciones que anunció en el Puerto de La Luz y Las Palmas; la línea marítima con Tarfaya y la clínica Bioever.

José Antonio Newport está citado a final de mes en el Juzgado número 4 de la capital majorera como investigado.
José Antonio Newport está citado a final de mes en el Juzgado número 4 de la capital majorera como investigado. C7

El pasado año, el grupo Newport anunció que enero de este 2024 estaría operativo el «Crew Center Las Palmas que será un gran espacio multidisciplinar destinado para ofrecer diferentes servicios a los usuarios que visiten el Puerto de La Luz y de Las Palmas y a las tripulaciones, con la finalidad de satisfacer ciertas necesidades de servicios, zonas de espera, descanso y conectividad». A día de hoy, unas gigantescas lonas tapan la visión del interior de un edificio en el que no se están realizando obras. Y enero quedó atrás hace cuatro meses.

Se trata de una superficie de 2.300 metros cuadrados y el grupo Newport lo anunció como algo innovador: «Es un proyecto pionero», relató en una nota de presa, «en ciertos aspectos similar al que se encuentra a día de hoy en los aeropuertos, pero con más servicios. Cuenta con recepción, espacios de coworking, salas de reunión dotadas con la última tecnología, gimnasio, peluquería, zonas de estancia, zonas de descanso y relax, puntos de cafetería y restauración, supermercado, gastromarket, centro médico y salas polivalentes, fundamentalmente».

En ese proyecto, Newport iba de la mano de Spar Gran Canaria, que anunció que contaría con un espacio comercial en dicho recinto.

También en 2023 el Grupo Newport anunció otro de sus grandes proyectos que, igualmente a día de hoy, no se ha materializado: la reapertura de la línea marítima directa entre Canarias y Tarfaya.

El socio elegido para ello es la consignataria Hamilton y llegó a celebrarse una reunión al más alto nivel entre representantes de las administraciones de Marruecos y la Delegación del Gobierno, así como otra cita con autoridades y empresarios de Fuerteventura. El anuncio de ese proyecto sirvió para conocer que Newport había fichado como director de Relaciones Institucionales al que fuera el último consejero de Sanidad del Gobierno en el Pacto de las Flores: el socialista Blas Trujillo.

Recreación virtual de parte del desarrollo inmobiliario previsto en las inmediaciones del puerto de Tarfaya.
Recreación virtual de parte del desarrollo inmobiliario previsto en las inmediaciones del puerto de Tarfaya. C7

El objetivo es crear una conexión entre Tarfaya y Puerto del Rosario pero sobre la marcha ese proyecto tropezó con serios reparos. Tanto el sector primario majorero como el propio Gobierno canario, a través del consejero Narvay Quintero, alertaron del riesgo de que esa línea fuese la entrada de plagas si no se garantizaban controles fitosanitarios muy exigentes, tanto en Tarfaya como en Puerto del Rosario. Organizaciones agrícolas y ganaderas de ámbito regional se sumaron a ese llamamiento.

Negocio inmobiliario en Tarfaya

Pero detrás del proyecto marítimo hay un negocio inmobilario. Basta con entrar en la página web corporativa del grupo Newport para comprobarlo. Ahí se detalla, como un área de negocio más, el llamado Polo de Comercio y Servicios Chorok Tarfaya, situado a cuatro kilómetros del puerto. Sobre las bondades de la ubicación, el Grupo Newport escribe lo siguiente :«A menos de 100 kilómetros de la costa de Fuerteventura, la ciudad de Tarfaya se perfila como la perfecta puerta de entrada logística hacia Marruecos y toda África y se convertirá en la plataforma de intercambio y comercio de toda la región de El Aaiún».

Según la compañía que dirige José Antonio Newport, la primera fase se desarrollará en una superficie de 300.000 metros cuadrados y «contará con naves industriales, grandes almacenes e hipermercado. El ocio y el alojamiento están asegurados con la puesta en marcha de un hotel-casino de cinco estrellas. El proyecto Chorok Tarfaya se completa con una estación de servicios, mercado de artesanía, parque infantil y zonas verdes de descanso». Todo ello va aderezado con un despliegue de recreaciones virtuales de cómo quedaría el lugar.

El Grupo Newport también promueve negocios inmobiliarios orientados al turismo en Cabo Verde: el Máster Plan Porto Murdeira y Residencial Sol Verde en la isla de Sal, y el Resort Atlantic Beach en la isla de Maio.

En cuanto a la clínica Bioever, teóricamente orientada a los tratamientos para retrasar el envejecimiento, hace meses se anunció su inauguración, que luego se canceló y en la página web lo único que aparece es el mensaje: «Próximamente».

En cuanto a los platós de Dreamland en Telde, objeto en gran medida de la querella que se instruye en el Juzgado de Instrucción número 4 de Puerto del Rosario, se acogió a la declaración de «interés insular» para conseguir una tramitación administrativa más rápida, pero el Órgano Ambiental del Cabildo grancanario hizo una veintena de reparos y obligó a reducir la edificabilidad, de manera que la autorización definitiva sigue igualmente en 'veremos'.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios