Vista de las instalaciones del Ecoparque Sur, en Juan Grande, y de los terrenos colindantes. / C7

Portazo final al proyecto del Cabildo de un parque eólico en Juan Grande

La declaración de impacto dice que es incompatible con el PIO y que afecta directamente a la avifauna y a un BIC con grabados rupestres

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental ha formulado una declaración de impacto ambiental desfavorable, preceptiva y determinante al proyecto del Consejo Insular de la Energía (CIE) para montar un parque eólico de tres aerogeneradores y 7,05 megavatios (MW) de potencia en el complejo ambiental de Juan Grande, dentro de una Zona Eólica Insular.

El proyecto previsto en el interior de los límites del Ecoparque Sur de tratamiento de residuos, que incluye una línea de evacuación de casi 9 kilómetros de longitud hasta la subestación eléctrica de San Agustín, no es compatible con las determinaciones del Plan Insular de Ordenación (PIO) y es incompatible con el planeamiento municipal de San Bartolomé de Tirajana, señala la declaración.

Además, el parque eólico proyectado en el lado nororiental de Mesa del Salinero « afecta a la permeabilidad paisajística entre el Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur (integrado en la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos y en la Red Natura 2000) y las Rampas de Amurga» y va a producir un impacto directo en la avifauna protegida por la ocupación de un hábitat potencial del alcaraván, especie catalogada como vulnerable en el Catálogo Canario de Especies Amenazadas.

No de Patrimonio Histórico

Asimismo, el lugar concreto previsto para la instalación de los aerogeneradores coincide con un yacimiento arqueológico, denominado Mesa del Salinero, conformado, entre otros elementos, por manifestaciones rupestres, por lo que queda declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Zona Arqueológica.

Concretamente dos de los aerogeneradores se ubicarían dentro de su delimitación, de tal manera que uno de ellos, su base y la pista de acceso que permitiría su montaje « podrían suponer una afección grave e irreversible sobre restos arqueológicos de suma importancia».

Otra vista aérea del complejo de tratamiento de residuos situado en San Bartolomé de Tirajana. / C7

Dentro del Cabildo, y además del Servicio de Patrimonio Histórico, también el Servicio de Obras Públicas se mostró en contra del proyecto promovido por el CIE al informar desfavorablemente sobre el trazado de la línea de evacuación en franjas de dominio público y de servidumbre de la GC-1 y GC-500 y sobre los cruces de calzada mediante zanja a cielo abierto proyectados en el enlace del Aeroclub-Bahía Feliz y en la GC-500.

El proyecto al que la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental acaba de dar el portazo definitivo se localiza también a menos de 2 kilómetros de distancia de otros parques eólicos en funcionamiento, en construcción, con autorización administrativa o con declaración de impacto ambiental.

No lo está de otros parques eólicos instalados, pero sí de parques en trámite, como el denominado Finca Condal, y de proyectos que han obtenido declaración de impacto ambiental favorable, como los denominados Tinojai, Ecoparque Juan Grande y Juan Grande.

Un contrato de 53.600 euros

El contrato para la elaboración y tramitación de los documentos necesarios para la obtención de la autorización administrativa, ejecución y puesta en servicio de un parque eólico en el Ecoparque Sur fue formalizado con la empresa Rabadan17 en noviembre de 2019 con un presupuesto de 53.600 euros.