José Juan Viera, Guillermo González y José Luis La Serna, los instructores de la acción formativa. / ARCADIO SUÁREZ

Vecindario se convierte en centro de formación para la policía local canaria

El curso impartido trata la materia de conducción y seguridad en motos policiales. Este año se realizó por tercera vez en Gran Canaria

SAMANTHA SÁNCHEZ Santa Lucía de Tirajana

El Servicio de Formación de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias imparte un curso certificado de conducción y seguridad de motos, destinado a los y las agentes que utilicen vehículos de dos ruedas, tanto para trabajar como para sus traslados.

El curso nace de la necesidad de formar en seguridad vial

La iniciativa nace a través de la propuesta formativa de José Luis La Serna, José Juan Viera y Guillermo González, tres policías locales adscritos a la unidad de tráfico de Santa Cruz de Tenerife, que decidieron convertirse también en instructores ante la necesidad de formar a la policía canaria en materia de seguridad vial.

«Las comisarías nos dan una moto y nos mandan directamente a la calle a aprender. Pero, ¿cómo aprendemos si no nos enseñan? Ahí fue cuando decidimos enseñar a nuestros propios compañeros y compañeras», afirmó La Serna.

Una formación orientada a la conducción en casco urbano

El objetivo de este curso teórico-práctico es que el alumnado aprenda a familiarizarse con la moto y a realizar maniobras propias de la conducción en casco urbano, así como en zonas de abundante tráfico, presencia de peatones y obstáculos propios de una ciudad.

Por otra parte, en la fase de carretera se imparten conocimientos de trazado, frenos, selección de la marcha, conducción segura y equipación. Además, se les enseña a cómo actuar en caso de accidente o siniestro o en actos protocolarios.

Con una duración de 25 horas repartidas en 5 días

El 'Curso de técnicas de conducción y seguridad para motocicletas y ciclomotores policiales', dirigido a la policía local canaria y que consta de una duración de 25 horas repartidas en 5 días, es voluntario y se oferta a través del Servicio de Formación de Seguridad y Emergencias. Los únicos requisitos para acceder son que el alumnado debe poseer el permiso de conducción A, la indumentaria apropiada y las motos oficiales autorizadas.

La acción formativa se realizó este año por tercera vez en Gran Canaria, en las instalaciones de la Carpa,en Vecindario. Tuvo bastante aceptación porque los y las agentes «desde el primer día hasta el último están aprendiendo», señaló La Serna. Los docentes animan a las jefaturas de los distintos municipios a que faciliten la participación de sus agentes en este curso, que, al fin y al cabo, está orientado a su seguridad laboral.