«Pediremos al Estado que haga una consulta sobre el radiotelescopio»

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, insta al Gobierno central a que pregunte a la Unesco si el artilugio es compatible con el Patrimonio Mundial. «No queremos ponerlo en riesgo»

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, que este miércoles acudió a la jornada inaugural de la Feria Internacional de Turismo en Madrid (Fitur), anunció en declaraciones a este periódico que la institución solicitará al Gobierno de España que haga una consulta expresa a la Unesco sobre si el radiotelescopio que el Instituto Geográfico Nacional (IGN) pretende instalar en Artenara, en la Cruz de Acusa, «es o no compatible con la declaración de Risco Caído» y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial. Está previsto montarlo en una parcela cedida por el Cabildo en medio de un pinar de repoblación que está dentro del perímetro que recibió esa declaración internacional.

Morales justifica esta decisión tras tener conocimiento de que grupos ecologistas que se oponen al radiotelescopio han denunciado ante la Unesco que esta instalación científica se ubicará dentro de las 18.000 hectáreas declaradas Patrimonio Mundial. «Una vez que los ecologistas se han dirigido a la Unesco, creemos que lo mejor es que el Estado haga la pertinente consulta, porque de ninguna manera queremos poner en riesgo algo que tanto nos ha costado», se explicó Morales. «No me gusta jugar con estas cosas».

«En función de la respuesta que recibamos, se adoptará la decisión que corresponda», advirtió. En todo caso, recordó que la única participación del Cabildo en este proyecto fue la cesión de los 32.000 metros cuadrados donde se montará. «Yo recuerdo que esta es una propuesta del Instituto Geográfico Nacional, es decir, del Estado, no del Cabildo». Así y todo, subrayó que su institución no puede permitir que se ponga en riesgo un logro tan destacado para la isla. «Tengo mi propia opinión, yo no me habría dirigido a la Unesco, pero lo han hecho y lo respeto». Hay margen para esperar una respuesta del organismo internacional. El IGN no tiene previsto empezar las obras hasta septiembre próximo. «Y si hay que retrasarlas, se retrasan, tampoco pasa nada», afirmó.

Este periódico contactó con Morales a raíz de unas declaraciones que el día anterior había hecho en Onda Cero en las que por primera vez abría la puerta a que se reconsiderase la instalación del radiotelescopio. «Una vez han presentado una denuncia ante la Unesco, veo cada vez más difícil que eso pueda seguir adelante». Lo dijo antes de insistir en que le seguía pareciendo bueno para Gran Canaria y para la ciencia. «Me da mucha pena que se pierda, creo que es importante para la isla y para la comunidad científica, es una propuesta del Estado, del IGN, y tiene todos los vistos buenos de todas las administraciones». Subrayó que se limitaba a dar su opinión, pues no le corresponde al Cabildo ni autorizar ni parar la obra, pero añadió que, dada la controversia surgida, «tendrán que ponerse de acuerdo los ministerios de Fomento y de Cultura sobre si puede o no afectar a la declaración». E insistió en que el Cabildo no pondrá en riesgo el Patrimonio Mundial. «No vale la pena poner en cuestión un logro tan importante, ni que figure una mancha en ningún sitio». Y eso pese a que recordó que el informe de impacto ambiental había reducido la posible afección del radiotelescopio a un impacto visual.