Fachada de El Museo Canario. / C7

TRIBUNA LIBRE

El Museo Canario y el Cabildo

Gran Canaria y Canarias entera no se entienden, no se conocen y no se valoran si no se han recorrido las salas del Museo, si no se han descubierto los tesoros que acogen los espacios maravillosos que contiene

El pasado jueves presentamos un convenio entre el Cabildo de Gran Canaria y el Museo Canario por el que la institución científica se convierte en un museo concertado insular de arqueología. Es a la vez un acto de futuro, de compromiso con el presente y de homenaje a un pasado de enorme valor etnográfico y arqueológico que nos identifica como pueblo.

Les confieso que se trata de uno de los actos, de los realizados en los últimos meses, de mayor significación para el gobierno insular que presido, por lo que tiene de restauración de una deuda con nuestra memoria contenida entre las paredes del museo. Destaco también el acuerdo por la confirmación del valor de la cultura y la identidad que representa el mayor museo arqueológico de Canarias como es la Sociedad Científica Museo Canario. Y al mismo tiempo expreso públicamente que la investigación, la conservación y la difusión de este legado tienen que seguir siendo una prioridad para las personas investigadoras que quieran sumarse a la historia centenaria de este Museo.

Gran Canaria y Canarias entera no se entienden, no se conocen y no se valoran si no se han recorrido las salas del Museo, si no se han descubierto los tesoros que acogen los espacios maravillosos que contiene. El Museo Canario es testigo de una historia fecunda que nos ha moldeado con una cultura singular que nos permite ser hombres y mujeres de esta tierra con raíces profundas en nuestra historia y a la vez abiertos al cosmopolitismo que nos caracteriza. Desde su creación, 'El Museo' fue el primer -y más importante- centro de estudio y conservación de la historia de Canarias.

Estamos obligados a dar buenas noticias a nuestra gente. El Museo Canario nos representaSe trata de una institución imprescindible en el contexto de la cultura del archipiélago

A partir de ahora, el Cabildo de Gran Canaria destinará una cantidad anual para la financiación de la institución museística. Ya lo veníamos haciendo desde hace unos cinco años hasta aumentar en un 58% la cantidad asignada. En 2021 será de 600.000 euros. De esta manera se convierte en la institución pública que aporta el porcentaje mayoritario de los fondos empleados para cubrir los gastos y las necesidades económicas de la institución lo que, en consecuencia, permitirá al Gobierno insular participar directamente en la gestión y control de los fondos públicos aportados por esta corporación a esa sociedad científica a través de un órgano común paritario.

Con este acuerdo se da cumplimiento a la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias, 11/2019 de 25 de abril, que establece que el Cabildo de Gran Canaria tiene la responsabilidad de velar por la conservación, protección, acrecentamiento y difusión del patrimonio cultural de Gran Canaria del que es depositario el Museo Canario. Supone una tarea pendiente desde la aprobación de la extinta ley de 4/1999 de 15 de marzo que ya incluía la posibilidad de que esta institución se convirtiera en el museo insular de arqueología y a la que no se llegó a dar cumplimiento.

Es por lo tanto difícil de comprender y explicar que se haya tardado más de 21 años en responder a las necesidades fundamentales de este patrimonio y garantizar la estabilidad de una institución decisiva para la cultura canaria. Nos satisface profundamente que el Cabildo de Gran Canaria haya podido aceptar sus demandas y sellar un compromiso que liga de manera permanente a dos instituciones que forman parte del alma de Gran Canaria, el Museo y el Cabildo.

Con este convenio se aporta seguridad jurídica a la conservación, la investigación y la difusión del patrimonio arqueológico albergado en El Museo Canario, en sus más de 120.000 registros de piezas, ya que el Cabildo ejercerá la tutela del Fondo de Arqueología Canaria. Pero, al mismo tiempo, la cooperación de la institución insular fortalecerá el fomento de la participación de la población grancanaria en el disfrute del conocimiento de su historia.

Estoy convencido de que hoy el Dr. Chil y Naranjo, o el historiador Agustín Millares Torres o el mismo Viera y Clavijo asistirían satisfechos a la consolidación de un proyecto que expresa claramente la vocación ilustrada, científica e innovadora de la sociedad grancanaria desde principios del siglo XIX hasta hoy.

Y este compromiso del Cabildo de Gran Canaria por la continuidad y la estabilidad del Museo Canario se inscribe en la política de revalorización, recuperación y conservación del patrimonio histórico, arqueológico y etnográfico de Gran Canaria que tuvo su expresión más feliz en la declaración de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio de la Humanidad. Lo que hoy presentamos no es una acción aislada sino la ampliación de una estrategia de proyección del inmenso patrimonio histórico que conserva Gran Canaria.

Hoy nuestra isla está sembrada de investigaciones relevantes como la de la Cueva Pintada, la de La Fortaleza de Ansite, la de Guayadeque, la de Cuatro Puertas, el Cenobio de Valerón, Acusa y tantas otras que nos hablan de un presente esplendoroso. Queremos que el Instituto Insular para la Gestión Integrada del Patrimonio Mundial y la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria que el Cabildo ha creado sea la herramienta que potencie la conservación, la protección, la gestión participativa y el desarrollo sostenible de los bienes que atesoran estos territorios que han recibido sendas declaraciones internacionales efectuadas por la Unesco.

El Cabildo de Gran Canaria al presentar este Convenio de Concertación con el Museo Canario reconoce que se trata de una institución imprescindible en el contexto de la cultura del archipiélago y en especial de Gran Canaria. Se convierte, insisto, por una decisión bien estudiada por nuestro Cabildo desde el área de Patrimonio Histórico, en la administración que más aporta en el mantenimiento del Museo. La firma del Convenio supone, como ya se ha expresado, una garantía y una seguridad de futuro.

Necesitamos que estos 140 años de vida del Museo Canario se conviertan en un arma de divulgación, comunicación y proyección de los valores que encierra hacia toda la sociedad. La participación renovada del Cabildo tiene esta intención. En momentos difíciles como los actuales, reencontrarnos con experiencias auténticas, documentación relevante y bienes que dialogan desde un pasado singular pueden ser vivencias que nos ayuden a reencontrar unas certezas perdidas.

Y para llegar a esta meta hay mucho esfuerzo y mucho diálogo detrás. Tengo que agradecer al Presidente, Diego López, al director y a la Junta de Gobierno del Museo, su dedicación y su entrega para que este horizonte que se nos abre sea posible. Y también es de justicia reconocer el trabajo de los equipos y técnicos de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria que, dirigidos por el Consejero Teodoro Sosa, han juntado ilusión y rigor para llegar a este día que nos permite compartir una enorme satisfacción.

Estamos obligados a dar buenas noticias a nuestra gente. El Museo Canario nos representa. Por eso, este es un paso más en el compromiso del Cabildo de Gran Canaria con la tutela directa y participativa del patrimonio cultural que es a la vez un reconocimiento pleno a una institución centenaria que ha contribuido de manera decidida a la conservación, protección y difusión del patrimonio arqueológico de la isla de Gran Canaria.

Antonio Morales Méndez, presidente del Cabildo de Gran Canaria