Alejandro Marichal dialoga con Pablo Rodríguez tras su intervención ante los periodistas. / JUAN CARLOS ALONSO

Marichal insta a Narváez a que cese a los otros dos ediles de CC y a sus tres asesores

El líder de CC en San Bartolomé acusa al PSOE y a NC de no ser gente de fiar. «Si no destituye a mis concejales, ellos van a renunciar», aseguró

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tiraqjana

Coalición Canaria (CC) acusa a PSOE y a NC de haber roto el pacto que firmaron en 2019 en San Bartolomé de Tirajana e insta a la alcaldesa, Conchi Narváez, a que cese a los otros dos ediles de CC que ha mantenido en el gobierno y a los tres asesores del grupo. «Todos hemos acordado que lo que corresponde ahora es que el PSOE termine de cesar al resto de miembros de CC en el ejecutivo», afirmó Marichal, que les reprochó que hayan «sido poco elegantes» al destituir solo a una parte. La alcaldesa solo cesó este jueves a Marichal y a la edil Pino Dolores Santana. Dejó dentro a Alexis Moreno y a Francisca Quintana.

El líder y portavoz de los nacionalistas locales, que compareció este viernes en el Aeroclub junto al secretario insular de CC, Pablo Rodríguez, trató de despejar las dudas que existen sobre la solidez de la unidad del grupo de CC. De entrada, los dos concejales que no han sido cesados no acudieron ayer a arropar a su jefe de filas. Sí estuvo Santana. Marichal, ya exedil de Urbanismo y Turismo, explica que fue una decisión pactada para evitar «preguntas capciosas» de los periodistas, pero fuentes próximas al gobierno local aseguran que ambos no están del todo de acuerdo con Marichal. Uno al menos, Moreno, intenta reconducir las cosas. Media para que CC vuelva al pacto. En todo caso, no despeja qué hará si no lo consigue.

«Venden que CC sigue en el gobierno y no, CC está aquí, nos han echado del gobierno, ellos (en alusión siempre a PSOE y NC, no a Cs) han incumplido su palabra y quien hace eso no son gente de fiar ni se merecen el respeto de nadie», apuntó Marichal. «Han intentado dividir a nuestro equipo para intentar dar una imagen de que estamos divididos». Informó de que tras su cese y el de Santana los cuatro ediles y el resto del equipo de CC pasaron la tarde reunidos «y el apoyo es unánime». Insistió. « Tendrán que cesarnos, basta ya de jueguecitos». Se le preguntó qué pasará si finalmente Narváez no los cesa. «Por supuesto que dimitirán de sus competencias». No se fijó plazos, pero entiende que a partir del lunes. Otras fuentes, sin embargo, no ven tan claro que vayan a dar ese paso. En ciertos sectores explican que el problema de fondo en las posibles reticencias de estos ediles estriba en que si renuncian a sus cargos, no tendrían derecho a paro, pero desde fuentes próximas al Gobierno niegan este extremo y aseguran que les constan razones de otro tipo. «Si fuera por una cuestión de necesidad, se les facilitaría», añadieron.

Los dos concejales que no han sido cesados no estuvieron ayer en la rueda de prensa de su jefe de filas. Santana sí acudió

Marichal insistió en achacar a PSOE y a NC la ruptura del pacto, frente al argumento de la alcaldesa, que justificó el cese de los dos ediles de CC por «una quiebra de la confianza», que no quiere que derive en una «inestabilidad». «Las razones que ha argumentado son vaguedades», subrayó Marichal. «Quien ha generado la crisis de gobierno ha sido Conchi Narváez, lo hizo con Cs, cuando le quitó unilateralmente las competencias, y lo ha hecho con nosotros; quien ha incumplido su palabra es Conchi, con el silencio cómplice y sumiso de NC». Marichal tiene su propia teoría para el cese. «Es obvio que vienen tramando desde hace mucho tiempo que nos quieren echar porque saben muy bien que estamos creciendo, que nuestra gestión capta a mucha gente y que ellos están en bajada».

Rodríguez, por su parte, mostró el orgullo de la dirección regional e insular de CC por el trabajo de sus ediles en San Bartolomé y destacó de Marichal y de su equipo su capacidad de trabajo «mientras otros han estado jugando a la silla o a ver quién tenía más poder». E insistió en que los que han incumplido el pacto y su palabra fueron PSOE y NC.

Cs dice que seguirá en el pacto con PSOE Y NC

«Hoy me siento con más fuerza, con más ganas y con más ilusión que ayer», dijo Marichal el día después de su cese. «En la política, como en la vida, uno se encuentra con vicisitudes, con dificultades, pero cuando uno tiene una convicción no hay quien le pare; y no me van a parar». En línea con esa tesis introdujo una variable que no pasó desapercibida. « Me comprometí con los ciudadanos antes de las elecciones de 2019, lo hice al tomar posesión y revalido mi compromiso hoy. Voy a trabajar los próximos 20 meses esté donde esté». Dicho con otras palabras, que no descarta nada, ni la oposición ni explorar un gobierno alternativo. CC tiene 4 ediles y AV-PP 8. La mayoría en San Bartolomé la forman 13 concejales. Para eso necesitarían a Cs, que tiene un concejal y que sigue en el actual pacto de gobierno, el que ahora forman PSOE, NC y Cs. Consciente de su papel de bisagra, Marichal salvó a Cs de sus críticas al ejecutivo municipal. «Ciudadanos es víctima también del machaque de PSOE y NC, que le quitaron unilateralmente sus áreas».

Esa posibilidad existe, pero Cs no parece por la labor. Ruymán Santana, secretario autonómico de Acción Institucional de la formación naranja, dejó claro este viernes que cumplirá la palabra dada y que no contempla el escenario de una moción de censura. Y Rodríguez, a preguntas de los periodistas, descartó también que esta ruptura afecte a otros pactos de CC en la isla, como Telde. «Nosotros siempre cumplimos nuestros acuerdos», subrayó.

«Me metieron un gol en Personal»

Antes del cese de Marichal, que se produce justo después de un comunicado crítico de CC con el PSOE, la alcaldesa le había retirado la competencia de Recursos Humanos a una edil del grupo nacionalista, a Pino Dolores Santana. Se quejaba Narváez de «falta de respeto y de lealtad» de la edil, a la que le reprochaba que le negase información de la concejalía. «No es cierto, pero si lo fuera, ¿es motivo para romper un pacto?», se preguntó este viernes Marichal, que pasó a contar por qué CC decidió controlar los flujos de información en esa área.

«La deslealtad vino del PSOE, que se ha dedicado a dar instrucciones verbales al personal de Recursos Humanos sin conocimiento de los concejales, que éramos nosotros, hasta el punto de que dieron indicaciones para subirle el salario a un trabajador sin procedimiento alguno y yo firmé ese parte de variaciones porque no sabía que me habían colado ese gol», relató. Intervención le alertó de la irregularidad y Marichal optó por ordenar «que cuando se pidiese información, que fuese por escrito y con la finalidad». Y recalcó: «Somos gente seria».

A preguntas de los periodistas reconoció que antes del cese dejó firmada la desestimación de la prórroga de jubilación del secretario municipal, de la que, por cierto, se quejan desde el entorno de la alcaldesa, Narváez no fue informada.

El portavoz hizo balance del trabajo hecho por el grupo y enumeró las más de 900 licencias otorgadas en Urbanismo en dos años, «más que en todo el mandato anterior», que han supuesto más de 343 millones de inversión y 1.000 puestos de trabajo directos, los ARRUs concedidos para Santa Águeda, Grupo IFA y Las Llaves o las dos ofertas de empleo públicos convocadas, con la de 52 plazas para la Policía Local. Por contra, puso el acento en lo que no se ha hecho y que depende de concejales del PSOE o NC. «Ha molestado que reproduzca el sentir de la calle y lo diré otra vez, la gente se queja del estado de las carreteras, de la limpieza de los parques públicos, del alumbrado público, de disponer el Consorcio de más de 11 millones desde hace 2 años y que no termine de arrancar y de no tener servicio de hamacas; sé que hay gente a la que le molesta que le diga que tienen que trabajar, pero lo voy a seguir haciendo