Línea azul que marcará la ruta de la prueba. / ARCADIO SUÁREZ

Malestar en el sector hotelero por el cierre de calles por la maratón el próximo domingo

Una reunión de urgencia entre la FEHT, consistorio y la organización pacta habilitar dos microbuses para dejar salir a los turistas alojados junto al Faro

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El cierre de calles al que dará lugar la celebración este domingo de la Gran Canaria-Maspalomas Marathon ha sembrado malestar en el sector hotelero. Les preocupa que los turistas que se alojan en sus establecimientos se queden atrapados en un entorno urbano que quedará blindado al tráfico durante casi toda la mañana en un día y en unas horas que suelen ser de salida en hoteles y apartamentos.

Una gestión 'in extremis' de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas permitió pactar una salida para los clientes de los establecimientos del entorno del Faro de Maspalomas. Los de Campo Internacional deberán comunicar estos días qué incidencias podrán tener el domingo y el Ayuntamiento y la organización de la prueba se comprometen a buscarles una salida.

Tom Smulders, presidente de la Comisión de Turismo y Seguridad de la FEHT, convocó de urgencia una reunión este miércoles después de que los empresarios afectados «pusieran el grito en el cielo» al enterarse del circuito y del cierre de calles. A la sesión acudió una veintena, además del sector de la turoperación. Por la otra parte fue un representante municipal, un oficial de la Policía Local y el organizador.

Fruto de ese encuentro se pactó habilitar dos microbuses que estarán situados en el Hotel Costa Meloneras y que estarán trasladando toda la mañana, desde las 07.30 hasta las 11.30 o 12.00, a clientes de los hoteles de ese entorno hasta la segunda rotonda del Villa del Conde, donde podrán coger sus 'transfer', taxis o guaguas. Hasta las 07.30 podrán salir sin problemas. Las calles no estarán aún cortadas.

Smulders subrayó que el sector aplaude iniciativas como esta prueba porque ayudan a promocionar el destino, pero pidió que en próximas ediciones se les consulte antes porque cuando pidieron intervenir ya estaba todo cerrado y decidido. Sin embargo, desde el Ayuntamiento aseguran que se les convocó tiempo atrás a una reunión y que acudieron muy pocos, y que luego estuvieron yendo hotel por hotel informándoles.

Por su parte, AV-PP, partido en la oposición, pidió conocer qué proyecto técnico avala que se hayan pintado las calles con una línea azul para marcar el circuito y que, a su juicio, genera confusión en los conductores. También pregunta por el organizador, por cómo se le adjudicó la prueba y con qué presupuesto.