Borrar
Imagen de archivo del desalojo de los jóvenes migrantes de playa del Cabrón en Arinaga por parte de la Policía Canaria. C7
Madrid se desentiende de los migrantes de playa del Cabrón y responsabiliza a Canarias
Gran Canaria

Madrid se desentiende de los migrantes de playa del Cabrón y responsabiliza a Canarias

El alcalde de Agüimes lamenta la postura del Gobierno central y solicita al canario que medie para paliar el «abandono y desamparo« de estos jóvenes

Viernes, 10 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los migrantes de la playa del Cabrón «no son responsabilidad» del Gobierno estatal. Esta fue la respuesta que obtuvo este jueves el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, de la directora general de Atención Humanitaria y del Sistema de Acogida de Protección Internacional, Amapola Blasco, después de más de una semana y media tratando de localizarla a través de mensajes de Whastapp y llamadas telefónica, para trata de resolver la situación de «abandono y desamparo» que sufren los jóvenes desde que el Centro Residencial Escolar de Arinaga -para el acogimiento de menores extranjeros no acompañados o Menas- los desalojara al cumplir la mayoría de edad.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en definitiva, se «desentiende» de ellos porque «no son su competencia», según aseguró Blanco, que trasladó a Canarias la «obligación» estatal a pesar de saber que, únicamente, «tenemos competencia en la tutela y acompañamiento de los migrantes mientras sean menores de edad«, criticó Hernández. La responsabilidad de la Dirección General del Menor del Gobierno de Canarias llega hasta los 18 años, «luego ha fallado el protocolo de tránsito una vez abandonan el centro de acogida», reitera el alcalde.

El primer edil lamenta que el Gobierno central «tire la pelota a otro tejado» y le solicita que asuma sus competencias, por lo que se ha puesto en contacto con el viceconsejero de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, Francisco Candil, quien le ha trasladado su voluntad de mediar para aclarar esta situación y dar la mejor salida a estos jóvenes.

El Ayuntamiento de Agüimes, en este sentido, se encuentra en una posición de imposibilidad para dar respuesta a las primeras necesidades de estos chicos aunque, a través de varias concejalías, se ha tratado de articular medidas con organizaciones como Cruz Roja y CEAR que «no han tenido resultado efectivo».

Aún así, los técnicos del Gobierno local los mantiene «localizados y conocemos dónde pernoctan y el entorno por el que se mueven». Los once jóvenes se quedaron en la calle tras cumplir la mayoría de edad el pasado mes de marzo sin ningún recurso al que acogerse, por lo que decidieron refugiarse en una de las cuevas de la playa del Cabrón, que para ellos era un entorno conocido por su cercanía a la Residencia Escolar de Arinaga, donde fueron acogidos a su llegada a las islas, y donde la Policía Local les localizó e identificó el 5 de abril.

Durante dos semanas se refugiaron en esta zona costera, arropados con toallas y sábanas, hasta que el 18 de abril fueron desalojados e informados por la Policía Canaria de que no podía acampar allí por ser una zona protegida. El procedimiento, según los agentes, se llevó a cabo «pacíficamente», una actuación que se puso en conocimiento de Ayuntamiento de Agüimes. Los agentes conocieron la existencia de este grupo por denuncias de particulares, lo que comprobaron durante una de sus inspecciones de control y vigilancia de las actividades de turismo activo en la zona.

El Gobierno local resalta que el grupo de jóvenes tiene justamente el perfil de personas que ya no cumplen con las condiciones para permanecer en el centro, «las que nos preocupan porque al no tener una alternativa quedan deambulando por la zona sin tener recursos y en clara situación de vulnerabilidad social; no pudiendo actuar con competencias propias desde la administración local al tratarse de inmigrantes en situación previsiblemente de caracter irregular», afirma Hernández.

Los jóvenes pernoctan y deambulan por la costa de Agüimes

Los datos que maneja el Ayuntamiento alude a 11 inmigrantes pero el informe de la Policía Canaria solo hace alusión a cuatro individuos, de los que únicamente uno tiene 18 años, siendo los otros tres menores de edad, por lo que fueron acompañados y entregados a la responsable del Centro Residencial Escolar de Arinaga.

Según se desprende del informe, no solo se realojó a los menores sino, también, al mayor porque estaba en el proceso y trámite de baja administrativa sin resolver y en tanto no se resuelva tiene que estar atendido en el centro.

El resto de los jóvenes están localizados por la Policía Local en el entorno de Arinaga, donde pernoctan y deambulan en espera de que la administración competente se haga cargo de ellos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios