Borrar
Imagen de la subestación eléctrica, en Guanarteme. C7
Urbanismo modifica el Plan General para llevar al Rincón la subestación eléctrica de La Cícer

Urbanismo modifica el Plan General para llevar al Rincón la subestación eléctrica de La Cícer

El espacio que se reserva para la instalación está localizado en el barranco de Tamaraceite, al otro lado del viaducto del ingeniero Julio Molo

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 28 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha hecho un encargo a la Sociedad Municipal de Gestión Urbanística (Geursa) para que redacte el documento de evaluación ambiental estratégico y la modificación del Plan General de Ordenación (PGO), en el ámbito del Barranco de Tamaraceite-El Rincón, para poder ejecutar el traslado de la subestación eléctrica de La Cícer, que desde hace once años acumula resoluciones judiciales que impiden su mantenimiento junto a la playa de Las Canteras.

«El objeto de esta modificación es el de viabilizar el traslado de la subestación eléctrica de La Cícer, situada próxima a la playa de Las Canteras, sobre la que pesa una orden de cierre ratificada por resoluciones judiciales por su disconformidad con el planeamiento vigente», detalla el concejal de Planificación y Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Mauricio Roque, en una respuesta por escrito.

La modificación en la que se trabaja en el área de Urbanismo es la de recalificar el suelo que necesita la instalación eléctrica, que pasará de suelo rústico de protección paisajística 3 (SRPP-3) a equipamiento estructurante, como se califica a aquellas instalaciones que tienen utilidad comunitaria, dentro del suelo rústico.

Los suelos rústicos de protección paisajística son aquellos que tienden a conservarse por la presencia de valores paisajísticos, geomorfológicos o de biodiversidad, como suele ocurrir en las laderas de los barrancos de zonas periurbanas, según recoge el Plan General de Ordenación de Las Palmas de Gran Canaria.

La normativa municipal contempla en la actualidad dieciocho equipamientos estructurantes en suelo rústico, entre los que se encuentra el cementerio de Tenoya, la presa del Zardo, San Lázaro o El Lasso.

Ahora el uso no está permitido

En el caso de la subestación eléctrica de La Cícer, el ámbito localizado en el barranco de Tamaraceite no permitiría su instalación, de ahí que se esté impulsando el cambio de la calificación del suelo. «Tras la valoración de varias propuestas para su reubicación, se ha concluido que el suelo más idóneo, por proximidad y por la posibilidad de que a través de una modificación del Plan General de Ordenación pueda destinarse a tal fin, es un ámbito localizado en el barranco de Tamaraceite, en los alrededores del Rincón, con calificación y categorización como SRPP-3, cuyo régimen jurídico actual no permite su instalación, pero que acumula cierto grado de deterioro ambiental, además de situarse junto a instalaciones industriales preexistentes, atendiendo el interés general de su materialización para el abastecimiento eléctrico de la ciudad», informa el concejal.

El traslado de la subestación eléctrica responde a la lucha de una plataforma vecinal, la asociación ciudadana Recuperar La Cícer, desde hace años. En 2013, la justicia ya denegó la licencia a la actividad de la instalación en su ubicación actual, en Guanarteme; y dos años más tarde, otra sentencia concluía que la industria no solo era ilegal, sino que además resultaba ilegalizable, puesto que se encuentra fuera de ordenación desde 1962.

La orden de paralización de la actividad fue ratificada judicialmente en 2017; un año después se confirma, otra vez, la obligación de cierre; y en 2019 se vuelve por la justicia en 2017; la obligación de cierre se confirma otra vez en 2018; en 2019 y en 2021, nuevas sentencias insisten en que no se puede legalizar; y en 2023, tanto el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) como el Tribunal Supremo obligaban a desmantelar una industria que abastece de energía eléctrica a unos 45.000 ciudadanos.

La plataforma Recuperar La Cícer reclamó al Ayuntamiento, en 2020, que cobrara a Endesa la descontaminación de la arena de Las Canteras que se vio afectada por las emisiones de antiguos de depósitos de hidrocarburos que se produjeron en 2014. Siguen sin respuesta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios