Unidos Por Gran Canaria trasladará el ocio nocturno a zonas con un menor impacto acústico

Enrique Hernández Bento, candidato de UxGC a la Alcaldia de Las Palmas de Gran Canaria, propone aprobar una nueva Ordenanza contra el Ruido, que incluirá el traslado progresivo y voluntario del ocio nocturno fuera de las zonas residenciales

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El candidato de Unidos por Gran Canaria a la Alcaldia de Las Palmas de Gran Canaria, Enrique Hernández Bento, impulsará una «Estrategia contra el Ruido» en Las Palmas de Gran Canaria que incluirá el traslado progresivo y voluntario del ocio nocturno fuera de las zonas residenciales en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Para ello, propone aprobar una nueva Ordenanza contra el Ruido en la que se establezcan nuevas directrices para minimizar el impacto negativo que produce el ruido en los vecinos. Entre otras cuestiones, se establecerá un endurecimiento de los requisitos para dar nuevas licencias de apertura a negocios y locales de ocio nocturno que se localicen en zonas residenciales.

El candidato de UxGC a la alcaldía de LPGC, Enrique Hernández Bento, ha explicado que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria debe trabajar activamente para conseguir un equilibrio entre el ocio nocturno y el descanso de los vecinos. «Los problemas no se solucionan solos, hay que escuchar a todas las partes implicadas y tomar decisiones, aunque estás no sean del agrado de todas las partes implicadas».

En ese sentido, Enrique Hernández Bento ha explicado que la ciudad de LPGC dispone de zonas adecuadas que generan menor impacto acústico, que nos permitiría a través de una serie de actuaciones, trasladar el ocio nocturno fuera de las actuales zonas residenciales muy impactadas por los niveles de ruido que genera dicha actividad.

La zona del Parque de la Música, CC El Muelle, CC Las Arenas o Muelle Deportivo son zonas que generan un menor impacto acústico y serían las más idóneas para desarrollar ese tipo de actividades. Asimismo, aquellos locales que se ubiquen fuera de edificios residenciales no se verían afectados por la nueva normativa. Enrique Hernández Bento, ha querido recalcar que es un problema complejo pero al que no debemos dar la espalda. «No se trata de buscar culpables, sino de facilitar soluciones»

Para ello, es necesario desarrollar un mapa actualizado del ruido en Las Palmas de Gran Canaria mediante la instalación de sonómetros fijos en toda la ciudad que nos permita tener trazabilidad del ruido, y acceso directo y permanente al nivel de ruido en tiempo real las 24 horas del día, los 365 días del año. Esa información estaría disponible para la Policía Local y sería accesible para cualquier vecino o empresario que quiera consultarla.

Asimismo, desde el equipo de Unidos por Gran Canaria se propone establecer distintos horarios de cierre de los negocios nocturnos en función del día de la semana y de las zonas en las que se localicen los negocios de ocio nocturno, favoreciendo a aquellos que se localicen fuera de las zonas residenciales.

Por otro lado, se establecerían líneas de ayuda para aquellos empresarios que decidan trasladar sus negocios fuera de las zonas residenciales más conflictivas. Estas líneas de ayuda se fundamentarían en el interés general y estarían condicionadas a una serie de requisitos.

Desde UxGC apostamos por una ciudad viva, activa, donde se pueda disfrutar del ocio nocturno, pero respetando el derecho de los vecinos a descansar. Además de estas medidas, Hernández Bento, cree necesario reforzar al personal del área de actividades del Ayuntamiento que se encarga de dar trámite a las denuncias de los vecinos por ruidos, incrementar los medios de la Policía Local, reforzar los servicios de inspección de estos locales y endurecer las sanciones para los que infrijan la normativa sobre ruidos.

En ese sentido, ha manifestado que más allá de nuestros posicionamientos políticos todos los grupos con representación en Consistorio capitalino deberíamos acordar una Estrategia Integral contra el Ruido que busque soluciones a uno de los retos más importantes a los que se enfrenta cualquier ciudad moderna y que afecta muy directamente a la salud y bienestar de sus vecinos.