Foto de la manifestación vecinal. / c7

Tamaraceite presenta más de 1000 firmas para recuperar las guaguas en la carretera vieja

Los vecinos constituyen una plataforma vecinal que también reclama una conexión con la rotonda de Alisios

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Los vecinos de Tamaraceite han creado una plataforma vecinal cuyo primer paso público sido la celebración de una manifestación que ha tenido lugar en la tarde del viernes a las puertas de la Casa de la Cultura.

En este encuentro los vecinos recopilaron las más de mil firmas que han venido recogiendo en las últimas semanas para exigir una apertura de la carretera general de Tamaraceite a la rotonda del centro comercial alisios a través del antiguo cruce de San Lorenzo; y en segundo lugar la reposición de las líneas de guaguas que han sido eliminadas en sentido bajada a consecuencia de la obra que se está haciendo en la zona.

La obra es un proyecto que impulsa el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria con cargo al plan de cooperación del Cabildo. Supuestamente consiste en abrir una calle de doble sentido para mejorar la conexión con la zona de Tamaraceite Sur. El proyecto, adjudicado por casi 540.000 euros, estará terminado antes del verano.

Una carretera que aísla

Sin embargo los vecinos aseguran que la calle que se está creando es una especie de cinturón viario que devuelve todo el tráfico a la Cruz del Ovejero.

«La obra no tiene sentido, han creado un circuito cerrado como si fuera una circunvalación a Tamaraceite», se queja la presidenta de la plataforma ciudadana, Paloma Armas, «en tres meses esa zona va a estar atascada con todo el tráfico de la gente de Arucas, del colegio Claret, de Teror, de Isla Perdida, de La Galera, de los que salimos o de los que vienen a trabajar a Tamaraceite».

Hay en los vecinos una sensación de gueto por lo que entienden como una condena del núcleo viejo de Tamaraceite. «Nos han dejado solo una única entrada y salida por Cruz del Ovejero», detalla Esteban Santana, «antes había una bajada al centro comercial por ahí, pero ahora la única salida que nos van a dejar es la del Camino Viejo y es de tierra, no está adecentado» para el paso de vehículos o de personas.

Cada vez menos guaguas

La falta de guaguas es el otro gran problema que ha traído esta obra. Los comercios ya pusieron el grito en el cielo tras detectar unas perdidas del 50% en su facturación al condenar todos los servicios de transporte público en sentido bajada por la carretera general. De las ocho líneas que había se han quedado en dos y solo en sentido subida.

«Este es un barrio de mucha gente mayor y el recorte de guaguas les está afectando», denuncia Máximo González, vecino de la zona.

«Se han gastado casi 600.000 euros en una carretera que va al mismo sitio de la que viene», añade.

Los vecinos manifestandose. / c7

Durante la junta de distrito que se celebro en la Casa de la cultura de Tamaraceite, la concejala Mercedes Sanz se comprometió a trasladar las quejas de los vecinos a edil de Movilidad, José Eduardo Ramírez.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, recordó que el proyecto que se está ejecutando en estos momentos por la calle David, está incluido en el planeamiento municipal desde los mandatos del PP.

La vuelta de las guaguas, en estudio

Aun así, indicó que este viernes encargó a los técnicos municipales que estudiaran la posibilidad de que las guaguas vuelvan a bajar por la carretera vieja de Tamaraceite.

En su opinión, el declive comercial de la zona tradicional de Tamaraceite hay que atribuirlo a la apertura de la circunvalación, que ha restado tráfico a la carretera vieja.

Y justificó el recorrido circular de la nueva vía en la necesidad de « separar el tráfico del centro comercial del que va a los pequeños comercios».

Es más, dijo que se habían creado dos aparcamientos en la parte alta para favorecer la llegada de los clientes a la zona comercial abierta de Tamaraceite.

Críticas de la oposición

En la concentración vecinal estuvieron también presentes concejales de distintos partidos de la oposición, que mostraron su apoyo a las reivindicaciones vecinales. El edil del PP Ignacio Guerra cree que ha habido mala gestión con este proyecto y que no ha habido comunicación entre las áreas municipales de Urbanismo y Movilidad. «Además el alcalde Augusto Hidalgo no está en estas cosas».

La portavoz de C's, Lidia Cáceres, considera incomprensible que los vecinos se tengan que movilizar para conseguir cubrir necesidades básicas, como el transporte. Y recuerda que aparte de la obra también se quitaron dos líneas durante la pandemia que no han sido restituidas.

«Otra vez nos encontramos con un problema de movilidad», se quejó el portavoz de CC, Francis Candil, «mientras el Ayuntamiento sigue instalado en su proyecto estrella, la MetroGuagua, Tamaraceite pierde servicios básicos».

La representante de Unidos por Gran Canaria, Carmen Guerra, acusó al grupo de gobierno de ignorar totalmente las necesidades y reivindicaciones de los vecinos. «La gestión del Ayuntamiento es no querer escuchar lo que está en la calle», expuso, «pero los vecinos no van a parar hasta que se consiga que esa vía sea lo que era».