Momento en que uno de los jóvenes arroja una tabla o cajón de madera contra otro. / C7

Siguen las peleas en la antigua comisaría de Miguel Rosas

Los vecinos insisten en los graves problemas de convivencia que les genera la permanente conflictividad de los que okupan las abandonadas instalaciones de Santa Catalina

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Los okupas que viven en las dependencias de la antigua comisaría de la calle Doctor Miguel Rosas, en Las Palmas de Gran Canaria, han vuelto a protagonizar serios altercados. Esta pasada madrugada se liaron a pedradas en plena calle, como llegaron a grabar algunos vecinos. Cuando no, se pelearon dentro de las instalaciones. Las imágenes que les ofrece este periódico muestran el momento en que un joven arroja con violencia a otro lo que parece ser una tabla o cajón de madera.

Estos incidentes cargan de razones a los vecinos, que ya no saben qué puertas tocar para pedir a las administraciones públicas que pongan fin a la conflictividad que se vive en esta calle de Santa Catalina después de que la vieja comisaría se haya convertido en un foco de inseguridad.

Recientemente el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó por unanimidad una moción del PP en la que se acordaba el desalojo y tapiado de este inmueble, que lleva años abandonado.