Melchor saluda a una abarrotada calle Salvador Cuyás, en la salida de su recorrido por la ciudad alta. / C7

Los Reyes Magos recorren la parte alta de la ciudad entre la magia y la sorpresa

El paso ágil de la comitiva impidió a niños disfrutar de la presencia real porque no dio tiempo a las familias a bajar a la calle del recorrido

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Por fin llegaron los Reyes Magos a la capital grancanaria. Una caravana de motos de la Policía Local y un camión de bomberos anunciaban, con sus sirenas, la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar. Las familias que tenían la suerte de tener una vivienda con ventanas o puertas a la calle incluida en el recorrido secreto de la comitiva real pudieron saludarlos a distancia. También lo hicieron aquéllos a los que el paso los sorprendía en la calle. Pero otros no tuvieron tanta suerte. Como ejemplo de ello está la queja de una familia de Hoya Andrea, que vive en la calle Primavera, y cuyos niños se quedaron sin ver a los Reyes, que pasaron «como un volador» por la calle Serventía. «Los niños escucharon las sirenas y se asomaron a las ventanas pero como los Reyes pasaron por la calle de atrás y no pudieron verlos, se echaron a llorar», explica una de las afectadas.

La organización decidió que el recorrido de sus majestades de Oriente fuera secreto para que no se produjeran aglomeraciones en las calles, algo que se consiguió en buena parte del recorrido, pero no en la salida. En la calle Salvador Cuyás, en la sede de la Casa de Galicia, se apelotonó tanta gente que no se pudo garantizar la distancia de seguridad entre los asistentes. De hecho, la Policía Local aconsejó adelantar la salida por motivos de seguridad. Aunque la zona estaba acotada, se empezó a concentrar gente, ya que como se desconocía el recorrido, muchos optaron por ver a los Reyes Magos desde la salida.

Barrios como Siete Palmas, La Feria, Ciudad del Campo, Almatriche, Hoya Andrea o Tamaraceite sí pudieron disfrutar en condiciones más sanas del paso de los Reyes Magos puesto que no se produjeron aglomeraciones.

Vídeo. Melchor, Garpar y Baltasar saludan desde la calle Galicia. / C7

Aplausos y gritos

La caravana era recibida con aplausos allí por donde pasaba, así como gritos ilusionados de niños y mayores, que coreaban con fuerza el nombre de sus majestades de Oriente. También hubo gritos de ánimo para la Policía Local, los Bomberos y los voluntarios de Protección Civil.

Los Reyes Magos continuarán hoy su recorrido por las zonas más céntricas de la ciudad y los barrios del litoral, que se dejaron para el día 6 con el fin de evitar atascos.

Hay que tener en cuenta que en el día de ayer el tráfico se complicó en los alrededores de las principales zonas comerciales de la capital grancanaria.

El recorrido de hoy puede verse afectado por la lluvia ya que la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología es que llueva durante toda la jornada.