Hidalgo y Doreste visitaron junto al edil del distrito los trabajos de mejora que se llevan a cabo en los bloques. / C7

La rehabilitación del grupo de viviendas del Carmen concluirá en enero de 2022

Los trabajos que se realizan en 76 casas del barrio de La Isleta tienen una inversión de 476.000 euros y un plazo de ejecución de 8 meses

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

Finales de enero de 2022. Esa es la fecha en la que los vecinos de las 76 viviendas que integran el grupo del Carmen, en el barrio de La Isleta, verán culminados unos trabajos de rehabilitación que el Ayuntamiento capitalino ya desarrolla en unos inmuebles que datan de los años 50 del pasado siglo, gracias a una inversión de 476.000 euros.

Los trabajos marchan a buen ritmo, según indicaron los técnicos responsables de la actuación al alcalde capitalino, Augusto Hidalgo, y al concejal de Urbanismo, Javier Doreste, en la visita que realizaron en la mañana de este lunes a la zona junto al edil del distrito Isleta- Puerto-Guanarteme, Luis Zamorano. Por lo que se prevé que se cumpla el plazo de ejecución de 8 meses inicialmente establecido para esta intervención.

EN DETALLE

  • Mejoras La obra supone la restauración de las fachadas y cubiertas así como la reposición de las instalaciones de fontanería y saneamiento

  • Inmuebles Se actúa en 76 viviendas de las calles Agustín Ramos, Bentagache, Coronel Rocha, Hermanos Jorge Marrero y Rodrigo de Manrique

  • Fachadas Se van a someterse a un tratamiento de mejora y también sufrirán un cambio cromático pues pasarán del tono verde a un azul oscuro

Las actuaciones que se ejecutan en las viviendas situadas en las calles Agustín Ramos, Bentagache, Coronel Rocha, Hermanos Jorge Marrero y Rodrigo de Manrique responden a una demanda histórica de los propietarios y consisten en la restauración de fachadas y cubiertas y también la reposición de las instalaciones de fontanería y saneamiento.

Los vecinos han conseguido que se mantengan algunos de los elementos decorativos de sus edificios

Señalar que los edificios intervenidos presentan humedades de capilaridad en zócalos, revestimientos desprendidos a causa de filtraciones generadas por averías en las conducciones, además de humedades en las cubiertas, sobre todo a nivel de pretiles, además de que sus redes de fontanería y saneamiento se encuentran en mal estado.

«Este grupo de viviendas estaba en muy mal estado», apuntó el edil capitalino tras supervisar los trabajos de mejora en estas 76 residencias que, recordó, «se van a sumar a las más de 3.000 viviendas que hemos estado rehabilitando desde que empezamos este gobierno, hace seis años».

Hidalgo explicó que la estrategia de vivienda del Consistorio «está en la reposición pero, al mismo tiempo, en la rehabilitación y en el trabajo a través de las ayudas de alquiler».

Sobre la actuación que está en marcha en esta parte de La Isleta, expuso que «se va a rehabilitar la fontanería y las humedades que durante los años han ido calando en la estructura de los edificios», además de «arreglar los bajantes y eliminar los aljibes que tienen en la actualidad, para hacer unos más pequeños», adaptados a las necesidades reales de los residentes.

«En definitiva», añadió, «mejorar el entorno no solo desde el punto de vista estético, sino también mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de este entorno».

Reseñar que se trata de un conjunto de edificaciones que por su cercanía al mar ha sufrido de manera significativa problemas de humedades. «La capilaridad había hecho que la humedad llegara a todas las casas», expuso el alcalde, que confirmó que «la mayor obra es esa». Pues se va «a picar y a poner un revestimiento que mejore las condiciones y que aguante mucho mejor la humedad y el embate del mar».

Hidalgo explicó que estas obras se han negociado «con los vecinos, pues cada bloque ha querido mantener algunas de las mejoras que habían hecho» con anterioridad, dijo en referencia a que se van a conservar algunos de los «elementos decorativos» con que cuentan estos inmuebles.

Por último, señaló que se van a pintar las fachadas y se va a modificar el antiguo tono verde que lucía por uno azul que se combina con el blanco que ya lucían.