Los vecinos están preocupados por el estado de sus bloques. / ARCADIO SUÁREZ

La rehabilitación de los bloques 3 y 5 de la calle Palma de Mallorca cuenta con financiación

El proyecto, que pertenece al ARRU de la Vega de San José y comprende otras cuatro edificaciones, está en licitación por 1,4 millones

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

El departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital grancanaria acometerá la rehabilitación de los edificios ubicados en los números 3 y 5 de la calle Palma de Mallorca. Un proyecto que se enmarca en el Área de Renovación y Regeneración Urbana (ARRU) del barrio de la Vega de San José y que implica la actuación en otros cuatro edificios de esa misma vía -los ubicados en el 7, 9, 11 y 13- y que se encuentra en licitación por 1.411.961,19 euros.

Desde el Consistorio capitalino, fuentes autorizadas han garantizado que esta intervención de mejora en las referidas viviendas, que se sumará a las que se han venido desarrollando en este barrio del Cono Sur, «ya ha salido a concurso, cuenta con financiación» y los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, «comenzarán en cuanto se adjudique».

Desde el Ayuntamiento se pretende poner así luz sobre las dudas expresadas por los residentes en los bloques 3 y 5 el pasado domingo en la edición impresa y digital de CANARIAS7, respecto a si estos inmuebles, construidos en 1974 y que presentan un deterioro importante, iban a incluirse en esa acción de rehabilitación.

Así, los vecinos de estas dos comunidades se mostraban molestos por el hecho de que los trabajos de renovación de fachadas y cubiertas así como de impermeabilización y sustitución de bajantes, que ha venido ejecutando el Ayuntamiento, haya comenzado «por los edificios más nuevos», los que están situados cerca de la Ciudad de la Justicia y que datan de 1982.

Además, se quejaban de que sus inmuebles, «que son los primeros que se hicieron», van a ser «los últimos en rehabilitarse, si es que llega el dinero».

De igual modo, criticaban que la intervención prevista en su calle se haya iniciado por «otros bloques» y no por los suyos, que ellos entienden están mucho más deteriorados y que, aseguran, tan solo se han pintado en una ocasión en los casi 50 años que llevan habitándolos.