Imagen de archivo de una protesta de puesteros del Rastro ante el Ayuntamiento. / arcadio suárez

Los puesteros del Rastro capitalino reivindican su «derecho a trabajar»

Critican que el Ayuntamiento haya autorizado la apertura de todos los mercadillos con el paso a nivel 3 salvo el espacio del Parque Blanco

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

«Pagamos nuestros tributos, nuestros autónomos y tenemos el mismo derecho a trabajar que todo el mundo», reivindicaba ayer Carmen Santiago, presidenta de la Asociación Rastro del Parque Blanco, que representa a los puesteros de un espacio que este domingo no pudo acudir a la cita con su clientela al contrario que el resto de mercadillos del municipio capitalino, a los que el Ayuntamiento sí permitió abrir a raíz del cambio de nivel 4 a 3 que autorizó el Gobierno de Canarias el viernes 27 en la isla.

El comunicado publicado por el Consistorio ese día, con las modificaciones en las restricciones vigentes que motivaba el cambio de fase, recogía la reapertura «a un 50% de su aforo, de los mercados artesanales y el mercado de castañas y golosinas de San Telmo, así como el Mercado Agrícola de San Lorenzo, que había mantenido su actividad en el pasado nivel 4 al considerarse un servicio esencial, mientras que el Rastro reanudará en breve su actividad».

« No entendemos por qué nosotros no hemos podido abrir si incluso con nivel 4 deberíamos estar abiertos con un 33% de aforo, porque lo permitía el Gobierno de Canarias y por eso en sitios como en Telde y Teror abrieron sus mercadillos», expone la portavoz de los puesteros del Rastro capitalino.

Añade que oficialmente nadie les ha comunicado las razones para no autorizar la reapertura, pero que las noticias que les llegan apuntan a que la medida se justificó alegando que « había muchas denuncias en la Policía Local de que no se respetaban las medidas de seguridad», algo que desmiente. «Respetamos todas las medidas que nos han dicho», afirma, además de recordar que «trabajamos al aire libre».

El Ayuntamiento dice que se trabaja para reabrir este domingo

Los puesteros del Rastro dominical de la capital grancanaria explicaban ayer que aún no tenían notificación oficial alguna de la fecha prevista para la reapertura, pero que les había llegado la noticia de que podrían retomar su actividad el próximo domingo. Desde el Ayuntamiento, fuentes autorizadas informaron a este periódico que el Ratro no se había reabierto aún «porque la norma del Gobierno de Canarias para el nivel de alerta 3 es muy restrictiva y hay que cumplirla a rajatabla». Asimismo aclaraban que hay «cosas que son competencia del Ayuntamiento y otras que no», pero que en cualquier caso, se está trabajando «para asegurar que se cumplen todas las medidas de seguridad y poder abrir este domingo».