Durante la manifestación. / c7

Policías y bomberos de la capital se manifiestan para exigir el pago de 1,5 millones de euros en horas extras

El ayuntamiento debe casi 100.000 horas extras desde febrero del 2021, según los agentes

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Representantes de policías y bomberos de Las Palmas de Gran Canaria se han manifestado este jueves a las puertas del ayuntamiento para exigir al grupo de gobierno el pago de un millón y medio de euros en horas extras realizadas y no abonadas.

Los agentes aseguran que el consistorio les debe alrededor de 100.000 horas extra desde febrero de 2021.

Esto supone que se adeuda casi 900.000 euros a los bomberos (por 75.000 horas extra) y otros 600.000 euros a los policías (por unas 48.000 horas extra).

Un problema recurrente

Los retrasos en el pago de las horas extras son un problema recurrente en la administración local en los últimos años. Sin embargo en el año 2021 se produjo una circunstancia curiosa: por vez primera los bomberos realizaron más horas extra que los policías locales.

Esto se debe a dos motivos fundamentales: en primer lugar al hecho de que al reducirse el número de eventos en la ciudad como consecuencia de la pandemia, se redujo la necesidad de tener a agentes de policía en la calle en actos extraordinarios; y en segundo lugar al hecho de que las carencias de personal en bomberos hacen que se necesite recurrir a horas extraordinarias para cubrir los turnos.

Daniel Ojeda, representante de la Unión sindical de policías y bomberos (USPB), en el servicio de extinción de incendios y salvamento explicó que la merma de la plantilla «hace que tengamos que reforzar el servicio fuera de nuestro turno para que los compañeros puedan librar«.

Carencias en Policía y Bomberos

Las carencias de personal resultan esenciales a la hora de explicar este problema. En el caso de bomberos debería haber 135 agentes operativos (sin contar mandos) pero la realidad es que solo hay 80.

En el caso de la policía local, el representante de UGT, Yeray Vega, recuerda que « cuando yo entré hace 17 años había 800 agentes y hoy somos algo más de 500».

Pero la falta de plantilla no es el único justificante de esta situación a juicio de los trabajadores. «El mayor problema es el retraso en la aprobación del presupuesto», explica el portavoz de USPB, Víctor García, «hay también una dejadez absoluta en materia de gestión cómo demuestra que llevamos 3 años sin la renovación de uniformes porque tengamos menos coches en la calle que en los últimos 5 años».

Deberían pagarse cada tres meses

Recuerda que las horas extras se realizan por las necesidades del servicio que impone la corporación que encabeza Augusto Hidalgo. Y crítica que los trabajos extraordinarios no se abonen cada 3 meses cómo está fijado.

También pidió mejoras en la gestión el delegado de Personal y prevención de Comisiones Obreras, Antonio Santana, ya que «al pagar en junio los compañeros van perdiendo poder adquisitivo».

Las críticas de los agentes también se extienden a otras facetas de la gestión. Así Iván Jiménez, de CSIF, denuncia que en la flota hay vehículos de más de 25 años en pésimas condiciones y que el servicio de atención al ciudadano a veces tarda una hora en coger la llamada.