Imagen de la presentación de las nuevas motos de la Policía Local. / c7

La Policía Local capitalina incorpora siete motos hasta alcanzar una flota de 51

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha invertido 80.000 euros en su compra

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, ha presentado el lote de siete motos que ha adquirido el Ayuntamiento para la Policía Local. Tras una inversión de 80.000 euros, estos vehículos se destinarán al servicio que presta la Unidad de Mediación y Convivencia, que apenas tiene un año de vida y ya acumula más de 1.600 actuaciones relacionadas con maltrato y abandono animal o problemas de convivencia vecinal.

« La idea es renovar la flota municipal de vehículos al máximo», expuso el regidor socialista, «se trata de una segunda ronda de motos que incorporamos en la Policía Local con la idea de reforzar la unidad que viene a sustituir el concepto antiguo de policía de barrio».

Con estos siete vehículos, el número de motos operativas en el cuerpo se queda en unos 41, ya que hay diez, las que acumulan más años, que, aunque tienen pasada la ITV, no se suelen utilizar por falta de vestuario de motorista de los agentes de movilidad y de la Policía Local.

En todo caso, la edad media de la flota de motos del Cuerpo es bastante joven, ya que la mayoría no pasa de seis años.

Modernizar la Policía Local

La adquisición de estas motos se enmarca en el plan de modernización de la Policía Local que está impulsando la Concejalía de Seguridad. El edil Josué Íñiguez reseñó que, tras la compra de 48 coches y siete motos, el siguiente paso será renovar el sistema de comunicaciones del Centro de Emergencias (Cemelpa), clave para mejorar la eficiencia en la respuesta policial.

De cumplirse las previsiones del grupo de gobierno, esto se materializará antes de que acabe el año. De este modo, se mejorará la conexión de los agentes con el centro y la capacidad de atender las llamadas de los ciudadanos, ya que, en estos momentos, y desde hace ya tres años, no se puede atender más de dos conexiones al mismo tiempo.También se comprará uniformidad nueva para los agentes.

Julio Hernández, de la Unidad de Tráfico, detalló que las nuevas motos son el mismo modelo que ha adquirido el Cuerpo Nacional de Policía para toda España, con la diferencia de que los vehículos de los agentes capitalinos tienen un motor de 400 centímetros cúbicos, mientras que los de la policía estatal, 350. «Está bien equipada y viene con freno para la rueda trasera», expuso el agente. Íñiguez añadió que «estas motos incluyen los puertos USB para ir incorporando la tecnología en el día a día de los agentes».